Luciana b

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1190 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo de literatura: “La muerte lenta de Luciana B.”

Alumna: Gimena Tarzia
Profesora: Viviana Crovato
Fecha de entrega: 24/09

“La muerte lenta de Luciana B.” de Guillermo Martínez fue escrita en el año 2007 y narra la historia de una joven mujer, Luciana, tras la muerte de sus seres más queridos; luego de analizar sus misteriosas muertes, no cree que fueran casuales y apunta a un únicosospechoso: Kloster.
Para analizar la novela tomaría la teoría de la serie literaria, para comprobar si esta novela puede pertenecer al género policial clásico.
Una de las características de la novela policial tomada por el autor es que el narrador cuente la historia, es decir, que esté escrito en primera persona testigo, coincidiendo con el policial clásico. El narrador es un escritor no muyreconocido, pero a pesar del poco éxito con sus libros, sigue escribiendo, es inteligente, observador, pertenece a la clase media y es apasionado. La historia transcurre en la actualidad. (…) “Debía entregar en esos días mi segunda novela a la editorial” (…)
Paulatinamente pasa a ser “detective” investigando no directamente sobre los hechos, sino que lo hace a través de las acusaciones queLuciana realiza a Kloster. Él finalmente logra escuchar las dos versiones (la de Luciana y Kloster) y mantiene la duda sobre qué fue lo que en realidad sucedió ya que los protagonistas lo cuentan con tal veracidad que parecen ciertos los dos relatos. (…) “Había creído, sí, que parte por parte de lo que me había contado (Kloster) era cierto. (…) Lo que me había dicho quizá fuera verdad, pero seguramenteno toda la verdad. (…) y a la vez no parecía haber otra explicación que no apuntara a Kloster. (…)”
El narrador, a diferencia del detective del cuento policial clásico, no tiene conocimientos previos y, además no utiliza el método científico para descubrir el enigma, es cierto que surgen hipótesis a lo largo de la historia pero finalmente, no se sabe quién es el verdadero responsable de lasmuertes del novio, de los padres, del hermano y de la abuela de Luciana. En el capítulo final, el narrador se inclina por creer la versión de la historia de Luciana, pero igualmente, Kloster lo hace dudar sobre la verdad de los hechos; al lector le sucede lo mismo, nunca se muestran pruebas contundentes de las acusaciones de Luciana. (…)” – ¡Basta ya con eso! No le creí ni la primera vez. Fue usted.Usted. Cada vez fue usted.” (..) “ – No pretendo que crea lo que a mí mismo me costó tanto creer, lo que incluso yo creo sólo a veces. Pero crea al menos esto: lo único que hice (…) fue escribir palabras sobre papel” (…).
A lo largo de la historia, el autor mantiene la incertidumbre de cómo fueron los hechos en la realidad, su objetivo es el entretenimiento del lector. En el principio,cuando se muestra el relato de Luciana, el lector tiende a pensar que el culpable puede llegar a ser Kloster. Ella no tiene pruebas de que así fuera, la única “prueba”, si se la puede llamar así, que tiene en sus manos es una Biblia, la cual Kloster le devuelve el día del juicio; en ésta hay una página marcada, en esa hoja Luciana lee una línea que dice: (…) “cualquiera que matase a Caín, recibirá uncastigo siete veces mayor”. (…); piensa que Kloster quería que leyera esa frase. Además de que en todas las muertes él parece estar involucrado de alguna manera.
Pero luego, al leer los hechos contados por el famoso escritor, el lector entra en la duda. Lo que realiza el autor es dejar a criterio del que lee la novela “quién tiene la razón”; se puede llegar a acordar con las hipótesis de Lucianao bien que las muertes de sus familiares la traumaron y se volvió loca, con lo que relata Kloster o que su permanente egocentrismo y la pérdida de su hija hayan causado su delirio. Él culpa a “otra persona” de lo escribe en sus novelas y que luego, lo escrito, sucede en la vida real con algunas variaciones. (…)”Mientras yo le dictaba a Luciana, alguien más me dictaba a mí. (…) Y de pronto, lo...
tracking img