Lucrecio, denatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8609 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Libro primero

  Engendradora del romano pueblo, 1
Placer de hombres y dioses, alma Venus:
Debajo de la bóveda del cielo,
Por do miran los astros resbalando,
Haces poblado el mar, que lleva naves,
Y las tierras fructíferas fecundas
Por ti todo animal es concebido
Y a la lumbre del sol abre sus ojos
De ti, diosa, de ti los vientos huyen
Cuando tú llegas, huyen losnublados 10
Te da suaves flores varia tierra
Las llanuras del mar contigo ríen,
Y brilla en larga luz el claro cielo.
   Al punto que galana primavera
La faz descubre, y su fecundo aliento
Robustece Favonio desatado,
Primero las ligeras aves cantan
Tu bienvenida, diosa, porque al punto
Con el amor sus pechos traspasaste:
En el momento por alegres prados 20
Retozanlos ganados encendidos,
Y atraviesan la rápida corriente:
Prendidos del hechizo de tus gracias
Mueren todos los seres por seguirte
Hacia do quieres, diosa, conducirlos
Por último, en los mares y en las sierras,
Y en los bosques frondosos de las aves,
Y en medio de los ríos desbordados,
Y en medio de los campos que verdecen,
El blando amor metiendo por sus pechos, 30Haces que las especies se propaguen.
   Pues como seas tú la soberana
De la naturaleza, y por ti sola
Todos los seres ven la luz del día,
Y no hay sin ti contento ni belleza,
Vivamente deseo me acompañes
En el poema que escribir intento
De la naturaleza de las cosas,
Y dedicarle a mi querido Memmio,
A quien tú, diosa, engalanar quisiste 40
En todo tiempo con sublimesprendas:
Da gracia eterna, diosa, a mis acentos.
   Haz que entretanto el bélico tumulto
Y las fatigas de espantosa guerra
Se suspendan por tierras y por mares
Porque puedes tú sola a los humanos
Hacer que gusten de la paz tranquila
Puesto que las batallas y combates
Dirige Marte, poderoso en armas,
Que arrojado en tu seno placentero, 50
Consumido con llagaperdurable,
La vista en ti clavada, se reclina,
Con la boca entreabierta, recreando
Sus ojos de amor ciegos en ti, diosa,
Sin respirar, colgado de tus labios.
Ya que descansa en tu sagrado cuerpo,
Inclinándote un poco hacia su boca,
Infúndele tú, diosa, blando acento:
Ínclita medianera de las paces,
Pídesela en favor de los romanos 60
Porque no puedo consagrarme al cantoEntre las guerras de la patria mía,
ni puedo yo sufrir que el noble Memmio
Su defensa abandone por oírme.
   Óyeme, Memmio, tú con libre oído,
Y sin cuidados al saber te entrega:
No desprecies mis dones, trabajados
En honra tuya con sincero afecto,
Sin penetrar primero en lo que digo:
Porque serán materia de mi canto 70
La mansión celestial, sus moradores
De quéprincipios la naturaleza
Forma todos los seres, cómo crecen,
Cómo los alimenta y los deshace
Después de haber perdido su existencia:
Los elementos que en mi obra llamo
La materia y los cuerpos genitales,
Y las semillas, los primeros cuerpos,
Porque todas las cosas nacen de ellas.
   Pues la naturaleza de los dioses 80
Debe gozar por sí con paz profunda
De lainmortalidad: muy apartados
De los tumultos de la vida humana,
Sin dolor, sin peligro, enriquecidos
Por sí mismos, en nada dependientes
De nosotros ni acciones virtuosas
Ni el enojo y la cólera les mueven.
   Cuando la humana vida a nuestros ojos
Oprimida yacía con infamia
En la tierra por grave fanatismo, 90
Que desde las mansiones celestiales
Alzaba la cabeza amenazando
Alos mortales con horrible aspecto,
Al punto un varón griego osó el primero
Levantar hacia él mortales ojos
Y abiertamente declararle guerra:
No intimidó a este hombre señalado
La fama de los dioses, ni sus rayos,
Ni del cielo el colérico murmullo.
El valor extremado de su alma 100
Se irrita más y más con la codicia
De romper el primero los recintos
Y de Natura las...
tracking img