Lyendas y mitos de lambayeque

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2565 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mitos y Leyendas de Lambayeque
A continuación daremos a conocer algunos mitos y leyendas que no son muy difundidos en nuestro departamento.
Son de gran importancia debido a que nos muestran toda la historia y acontecimientos que se vivieron en Lambayeque y que se cumple la gran misión de traspasar esos mitos y leyendas de generación en generación mostrando en su mayoría cierta concordanciacon las situaciones actuales de nuestra ciudad, además se muestra la clara imaginación y creatividad de nosotros los lambayecanos.
Failoc y el mar caliente de Lambayeque
Según cuentan sus curtidos hombres, hace muchos años hubo un hombre muy egoísta , pescador mochica que se la pasaba todo el tiempo pescando y nadie sabía nada acerca de él, y este pensaba que el mar era suyo y todos los peces enel. Nadie sabía su nombre pues como he dicho antes pasaba todo el día pescando y al llegar a la orilla desparecía misteriosamente. Se trataba pues de un hombre encantado por brujos mochicas que lo condenaron por haber envenenado algunos criaderos que iban a servir como alimento para el señorío norteño.
De manera muy pronta, muchos pescadores se asombraban con las grandes proezas que hacía en elmar , además cuando este hombre estaba en el mar percibían un rumor en las olas que decía Failoc….Failoc, por esta razón los pescadores de esta zona lo bautizaron como el hombre de Failoc.
Una vez se lo vio a Failoc capturando a un pez de grandes proporciones y con un particular resplandor, que luego sería llamado por los pescadores como perico; este pez era un mágico ser que fue encargado porsu dios, el mar para conducir grandes cardúmenes hacia la playa Lambayecana pero el egoísta Failoc interrumpió su transcurso , lo cual provoco que el pez emitiera una llamada de auxilio hacia su dios el mar y este demostró su furia hacia Failoc calentado las aguas y elevando el vapor hasta el cielo a tal punto de que haga llover a cántaros.
Al estar temeroso Failoc de lo que pueda ocurrirle,dejo libre al pez ene le inmenso mar para luego dirigirse a los acantilados despareciendo en el instante, dejando así una estela de misterio a su paso, tal y como siempre fue su forma de ser.
Entonces el perico condujo de nuevo el cardumen hacia la playa, una vez allí estos peces se mostraron y se dieron a conocer a todos los pobladores de aquella zona costera del Perú. Con el paso de los años,el dios mar convenció las demás fuerzas de la naturaleza que cada cierto tiempo llueva con intensidad por estos mares norteños y que las aguas del mar se calienten para que vuelva a traer por este litoral a su amigo el perico y junto con otras especies marinas para que puedan alimentar a la población de esos sitios costeros Lambayecanos.


El Mito de Naymlap o Naylamp narra el origen de losgobernantes de Lambayeque y sus ciudades quienes señorearon en la costa norte del Perú entre los años 700 a 1300 d.C., época en la que fueron conquistados por sus vecinos los Chimú, quienes en 1450 fueron, a su vez, conquistados por los Incas y finalmente por los españoles en 1535. Martín Farrochumbi, cacique de Túcume (descendiente de los gobernantes de Lambayeque) narra esta historia a MiguelCabello de Balboa, cronista español, que la publica en 1586 como parte de su obra "Miscelánea Antártica".

Naymlap y los Señores de Lambayeque
Cuentan los pobladores de Lambayeque que en tiempos tan antiguos que ya se perdió la cuenta de cuantos fueron arribó de la parte suprema(2) del Perú a estas costas una gran flota de balsas comandada por un gran señor, hombre de mucho valor y calidadllamado Naymlap.
Viajaba acompañado por una numerosa comitiva que lo seguía con reverencia y adoración como a gran caudillo. Estaba su esposa, llamada Ceterni, un numeroso harén, cuarenta de sus más valientes capitanes, el trompetero oficial (uno de los cargos más prestigiosos) llamado Pita Zofi, quien se encargaba de hacer sonar el pututo(3), Ñinacola, encargado del cuidado del anda y trono de...
tracking img