Más allá del principio de placer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2516 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MÁS ALLÁ DEL PRINCIPIO DE PLACER (1920)

I
En la teoría psicoanalítica partimos del supuesto de que el decurso de los procesos anímicos es regulado automáticamente por el principio de placer; así, creemos que en todos los casos lo que pone en marcha el aparato psíquico es una tensión displacentera, y luego adopta tal orientación que su resultado final coincide con una disminución de aquella,con una evitación de displacer o producción de placer. Esto introduce el punto de vista económico, además de los aspectos tópico y dinámico
Placer y displacer se refieren a la cantidad de excitación presente en la vida anímica: el displacer corresponde a un incremento de esa cantidad y el placer a una reducción de ella.
Pensar que el principio de placer rige la vida anímica encuentra suexpresión también en la hipótesis de que el aparato anímico se esfuerza por mantener lo mas baja posible, la cantidad de excitación presente en él (principio de constancia).
En realidad es incorrecto hablar de un imperio del principio de placer, en tal caso los procesos anímicos deberían siempre estar acompañados de placer o lograrlo como resultado final.
El principio de placer es propio de un modo detrabajo primario. Luego bajo el influjo de las pulsiones de autoconservación del yo es relevado por el principio de realidad, con lo cual no se resigna la ganancia de placer, pero si exige posponer la satisfacción.
A raíz de la represión y la consecuente escisión en el aparato anímico, las mociones pulsionales son reprimidas porque de alcanzar la satisfacción serían displacenteras para el yo.
Lasdos fuentes de displacer que hemos indicado están lejos de abarcar la mayoría de nuestras vivencias de displacer, pero de las restantes puede afirmarse que su existencia no contradice el principio de placer. En su mayor parte, el displacer que sentimos es un displacer de percepción, ya sea por el esfuerzo de las pulsiones insatisfechas o por una situación exterior que parezca peligrosa; sinembargo pueden ser conducidas adecuadamente por el principio de placer o el de realidad (que lo modifica).

II
Observando lo que ocurre en la neurosis traumática, vemos que se destacan dos rasgos que podrían tomarse como punto de partida para la reflexión: que la sorpresa y el terror (estado que surge frente a un peligro sin estar preparado) parecen ser los factores fundamentales que la causan, yque un simultáneo daño físico o herida contrarresta en la mayoría de los casos la producción de la neurosis. Los sueños en estos casos suelen presentarse reconduciendo al enfermo de manera reiterada, a la situación traumática. Esta situación nos enfrenta con una contradicción a la teoría de los sueños, ya que no se presenta éste como el cumplimiento de un deseo.
Ahora bien, no solo en laenfermedad puede hacerse ésta observación, también el juego, en los niños, presenta ésta característica, es decir la de llevarse adelante sin una ganancia de placer. Freud propone como Ej. El juego del fort – da (se fue - acá está) el cual surge ante la partida de la madre, la que es resarcida escenificando por si mismo con objetos a su alcance ese desaparecer y regresar. Sin embargo no es posible pensarque la partida de la madre le sea agradable. Luego extrae dos conclusiones del juego infantil: los niños repiten en el juego todo cuanto les ha causado una gran impresión (cambiando la pasividad del vivenciar por la actividad del jugar) y por otro lado que todos los juegos llevan adelante el deseo de la etapa en que se encuentran: ser grandes y obrar como los mayores. De éste modo aún bajo elimperio del principio de placer, el juego sería la forma en que los niños pueden elaborar algo displacentero.

III
Durante un tratamiento psicoanalítico el enfermo repite lo reprimido como vivencia presente en vez de recordarlo. Para comprender esta compulsión de repetición debemos inteligir que: lo inconciente, es decir lo reprimido no ofrece resistencia a la cura, es que lo inconsciente no...
tracking img