Música e identidad cultural

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (904 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MÚSICA E IDENTIDAD CULTURAL

La música está ligada a la vida del ser humano, le acompaña en cualquier sitio: en un automóvil, en la casa, en la calle e incluso en la intimidad. Es una expresiónomnipresente en la vida del hombre y es más que un simple conjunto de instrumentos, una forma de comunicar ideas que motivan a los grupos sociales a apropiarse de las tendencias artísticas existentes enotros entornos, para crear propuestas innovadoras. Ella sola es capaz de generar y evocar los más sinceros e hipócritas sentimientos. Este grupo de notas negras, blancas, corcheas y semicorcheas queunidas en un pentagrama dan vida a las ofertas identitarias, a través de su magia rítmica y una carga ideológica. Por eso no es insólito pensar que esos ritmos auspiciados por un gusto personalterminen por convertirse en un disfraz de identidad personal. Y es que el hombre siempre ha tratado de representar el mundo por medio de sesiones artísticas. La pintura fue una de las primeras que utilizópara significar su realidad, mostrar las condiciones de su entorno y plasmar las grandezas de sus dioses, sin embargo, en su proceso evolutivo encontró otras formas de mostrar esas realidades, paraexigir participación en las decisiones de la nación o expresarse en un mundo que no le brindaba espacios. Es así como surgen nuevas propuestas para representar la cotidianidad humana y ayudados por lalingüística y el arte crearon nuevos géneros que intensificaron la forma de evidenciar las tradiciones, las historias y las vivencias de las comunidades, es así como aparecen la poesía, la crónica, elreportaje y el periodismo quienes al igual que la música son vehículos de expresión; esta última posee una gran fuerza de aceptación por la sociedad y a su vez influye en los comportamientos de lascomunidades. A pesar de que el comercio y los intereses personales la han vuelto tosca, agresiva y sin sentido, la música no ha perdido el poder de construir identidades. Ahora bien, la condena...
tracking img