Machismo cortes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1975 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
disPerSión. Revista Electrónica del Instituto Psicología y Desarrollo Página 1 de 4
Año III, Número 7, Abril 2006. ISSN 1811-847X
www.ipside.org/dispersion
EL MACHISMO CORTÉS
Raúl Rosales León 1
RESUMEN: Se presenta al “machismo cortés” como una categoría
emergente para el análisis de las relaciones de género y ubicada dentro de
una breve tipología del machismo. Para la elaboración de estaclasificación
se consideró aspectos tocantes a la cultura limeña -e incluso nacional o
latinoamericana-, construyéndose conocimiento a partir de elementos
simbólicos presentes en vivencias del autor, posiciones teóricas, procesos
sociales -CVR- y el análisis de un estereotipado personaje televisivo (el
Profesor Jirafales).
PALABRAS CLAVE: Género, Cotidianeidad, Machismo, Feminismo.
Locortés no quita lo valiente. Esta es la frase hegemónica que canaliza el
‘debe ser’ del hombre culto. La actitud de caballero me fue inculcada desde la
niñez con el fin de relacionarme con el sexo opuesto, o sea saber tratar a una
dama. La cortesía significa una virtud, algo muy diferente de los machistas
vulgares quienes no saben tratar a una mujer, como aquellos machistas de la
“cultura combi”que muestran su poder viril en cuatro ruedas: “al fondo hay sitio,
avanza flaquita”. Ante ello están los machistas corteses donde uno puede ser
educado y respetuoso de ellas sin dejar de ser valiente. La cortesía ha dejado
ser una moda y ante su ausencia las mujeres enuncian: “en este mundo han
desaparecido los hombres corteses y románticos”.
Pero la otra cara de la cortesía lo encontré haceunos años en el parque
Kennedy en Miraflores cuando estaba conversando con una amiga. Resulta
que de improviso una niña interrumpió la amena tertulia y se dirigió a mi
persona diciéndome: “señor por qué no le obsequia una rosa a la señorita”.
Claro esta que bajo la idea del ‘machismo cortés’ yo tenía que comprar la rosa,
pero menos mal -para mis bolsillos- que mi amiga exclamo a la niña de lasrosas “¿Porqué él me debe de comprar la rosa? Y luego dijo solemnemente:
“no te das cuenta que estas fomentando el machismo”. La niña de las rosas
desistió de la venta y busco a otros clientes que fueran ‘normales’. Luego de
esa escena mi amiga comenzó a dar una interpretación de la ‘Realidad
Machista del Perú’ -al estilo Mariátegui- donde su tesis se basaba que el
problema del machismo esla complicidad de las mujeres, quienes
inconsecuentemente lo fomentan, es decir, obligan al hombre a que sea un
caballero reproduciendo relaciones patriarcales y machistas.
1 Analista Cultural, Taller Interdisciplinario de Ciencias Sociales TICS.
E-mail: raul_tics@yahoo.com
disPerSión. Revista Electrónica del Instituto Psicología y Desarrollo Página 2 de 4
Año III, Número 7, Abril 2006. ISSN1811-847X
www.ipside.org/dispersion
Esta reflexión sobre la libertad femenina hizo trizas el buen concepto e imagen
que tenía del profesor Jirafales –personaje de la vecindad del Chavo del Ocho-.
El ‘maestro longaniza’, como era conocido por los niños de la vecindad,
representaba en la serie al hombre culto, inteligente y valiente. En un capítulo
el Chavo atropelló con su patín del diablo ala mascota del cachetón Kiko. Y
para buscar la verdad de los hechos se hizo un juicio vecinal para juzgar y
sancionar al culpable, es decir, al Chavo. El profesor asumió, inherentemente,
el papel de juez porque era la persona que tiene más criterio para alcanzar la
verdad y decidir lo que era justo. Su personaje sintetiza el juego dialéctico entre
el conocimiento y el poder.
El profesorJirafales nunca se afilio al sindicato magisterial porque su causa
social era el amor. Su tiempo libre lo dedicaba para visitar a su doncella, Doña
Florinda. Ella con una voz de ingenuidad amorosa le preguntaba “¿qué milagro,
que viene a ser por acá?” y él respondía con una voz culta y profunda “vine
para traerle este humilde ramo de rosas”; después ella lo invitaba a tomar una
tasa de café y...
tracking img