Macros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
italianos la maltrataron. Fue un momento terrible: la película se estrenó con buena recepción, pero a los 10 días de permanecer en cartelera la sacaron de los cines, pues la prensa, los productores,la gente incluso decían: '¡¿Qué es lo que ha hecho?!'".
Sergio Leone, el renovador del western fílmico, fue uno de los que aplaudieron el logro fílmico de Deodato,
aunque le advirtió del peligroque podía significar alcanzar tales niveles de realismo. Lo cual pudo verse
cuando el realizador fue encarcelado, y liberado hasta que logró reunir a los actores quienes, de viva voz,
dijeron entoncesque no estaban muertos.

"Me hicieron sentir muy culpable entonces, todo lo que tenía que ver con la película me hacía sentir miserable", continúa el realizador. "Tuve que irme un tiempo. Y comencéa ver las cosas de manera muy distinta cuando una amiga de
Colombia me llamó y me dijo que tenía que ver las filas de gente que deseaba ver el filme en los cines de
aquel país. Pero, una tarde queme presenté en la función, se pusieron coléricos y me dijeron toda clase de
amenazas: me consideraban un asesino.

"En el hotel donde estábamos hospedados, el ingeniero de sonido estaba hablandocon un periodista que le decía que yo estaba loco, porque había asesinado a todos los actores del filme. Viendo todo eso, pedí ayuda a un amigo también realizador, que en aquel momento se encontraba enel Festival de Cartagena, para que

Lo sacaron rumbo a la Isla de Rosario, donde estuvo una semana, de ahí a Miami y luego regresó a su casa. "Y, bueno, ese es tan sólo un ejemplo de los tantos quetuve con el filme en el mundo. En Francia, me
llamaban 'Monsieur Canibal'; en Inglaterra no pudo verse hasta hace unos años, por los animales a los que se
ve morir.

"Y fue 20 años después, conEl proyecto de la bruja de Blair, cuando comenzaron a decir: '¡Ah, esto ya lo
había hecho antes Deodato!'. Y después de eso, en todo el mundo, en la misma Italia, los periodistas que me
quisieron...
tracking img