Madurez espiritual

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MADUREZ ESPIRITUAL
DicEs

SUMARIO: I. Exigencias y signos de la madurez espiritual: 1. Signos de "infantilismo" espiritual; 2. Signos de madurez espiritual - II. Presupuestos humanos de la madurez espiritual: 1. Factores de maduración en el hombre; 2. Características de la madurez humana - III. Itinerario psicológico hacia la madurez espiritual: 1. El proceso ascético en la vida espiritual;2. El estado místico en la vida espiritual; 3. Inmadurez psíquica y vida espiritual.
¿Es acaso posible y legítimo identificar la "personalidad madura" con el llamado "hombre natural", es decir, con ese tipo de hombre que está atado y en-cerrado en el aspecto terreno de la naturaleza humana? La respuesta debe ser necesariamente negativa, ya que personalidad madura significa personalidad integrada,y es, por tanto, sinónimo de una persona que ha respondido fielmente a todos los valores. Pues bien, no cabe duda de que entre esos valores ocupa el primer plano la llamada a lo trascendente, la apertura a una integración superior. El hombre natural no tiene derecho a ser y permanecer tal: Ad majora nati sumus! En la historia de la Iglesia nadie, quizá, mejor que Agustín puede ponerse como ejemplotípico de esa metamorfosis del hombre "natural" abierto a lo alto, a lo trascendente'.
Esta integración superior no podrá llevarse a cabo a través de un simple contacto estético. Si el hombre natural quiere elevarse a lo trascendente, necesita mucho más: una voluntad constante de autosuperación, una voluntad prácticamente eficaz. Esta elevación es posible; ni siquiera es un hecho extraordinario;puede estar determinada por diversos factores: un dolor grave, una gran tentación, una percepción clara y decisiva del fin último de la existencia; sin embargo, no podrá realizarse plenamente más que a través de un itinerario psicológico de tipo ascético, entendido como proceso hacia la "madurez" del hombre.
La madurez psico-afectiva, según los recientes documentos del magisterio eclesial, debeconsiderarse como la meta de los esfuerzos personales y sociales para lograr el desarrollo integral del hombre; como premisa de un vigoroso desarrollo espiritual, es decir, de la consecución de esa madurez de vida cristiana a la que san Pablo exhortaba a los Efesios para que llegaran a la dimensión del hombre maduro "a la medida de la edad de la plenitud de Cristo" (4,13).
La "madurez humana"debe entenderse como la plenitud consciente de todas las cualidades físicas, psíquicas y espirituales, bien armonizadas e integradas entre sí. La invitación a desarrollar una personalidad humana plena, aunque ha estado siempre presente en los documentos del magisterio, se ha hecho especialmente acuciante e insistente en los últimos tiempos, en consonancia con las conquistas de las ciencias humanas'.El crecimiento humano constituye una especie de síntesis de nuestros deberes. Pero hay más todavía: esa armonía de la naturaleza, enriquecida por el trabajo personal y responsable, está llamada a una superación. Mediante su inserción en Cristo, el hombre tiene acceso a una dimensión nueva, a un humanismo trascendente.
La educación cristiana no supone solamente la "madurez propia de la personahumana", sino que tiende a conseguir que los bautizados "se formen para vivir según el hombre nuevo en justicia y santidad de verdad, y así lleguen al hombre perfecto, en la edad de la plenitud de Cristo" (GE 2). Por medio de una educación sabiamente organizada, "hay que cultivar también en los alumnos la necesaria madurez, cuyas principales manifestaciones son la estabilidad de espíritu, lacapacidad para tomar prudentes decisiones y la rectitud en el modo de juzgar sobre los acontecimientos y los hombres" (OT 11).
I. Exigencias y signos de la madurez espiritual
Tanto en el AT como en el NT es continua la invitación al progreso espiritual (Jer 6,16; Sal 26,12; 2 Cor 4,16; Heb 3,7; 4,10; 2 Pe 3,18; Ef 4,13ss; Col 1,10). La madurez o perfección cristiana es el desarrollo pleno de todas las...
tracking img