Maestro en nahuatl

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Temachtiani” (función filosófica azteca), significa el que enseña a otros.
“Temachtiani”.
El sabio: una luz, una tea, una gruesa tea que no ahuma.
Un espejo horadado, un espejo que brilla por ambos lados.
Suya es la tinta negra y roja, de el son los códices.
El mismo es escritura y sabiduría.
Es camino, es guía veraz para todos.
Conduce a las personas y a las cosas.
Es sabio verdadero yguarda la tradición.
Suya es la sabiduría transmitida, el es quien la enseña.
Maestro de la verdad, no deja de amonestar.
Hace sabios los rostros ajenos, les abre los oídos, los ilumina.
Es maestro de guías, les da un camino, de el uno depende.
Pone un espejo delante de los otros, los hace cuerdos, los hace que en ellos parezcan una cara.
Aplica su luz sobre el mundo.
Conoce lo queesta sobre nosotros y en la región de los muertos.
Cualquiera es confortado por el, es corregido, es enseñado.
Conforta el corazón; gracias a el la gente humaniza su querer y recibe una estricta enseñanza.
El es El “Temachtiani”.
Códice Florentino. Libro X.

“Rostro y corazón”: punto de partida del concepto náhuatl de la educación.

 Para poder penetrar siquiera un poco en los idealesde la educación entre los nahuas, es necesario partir de otra concepción suya fundamental. Nos referimos al modo como llegaron a considerar los sabios nahuas lo que llamamos “persona humana”. Ante el peligro de desviarnos de nuestro asunto principal, diremos brevemente que encontramos en los textos algo que se repite especialmente en pláticas o discursos: al referirse el que ha tomado la palabra aaquél con quien está hablando, aparece la siguiente expresión idiomática náhuatl: “vuestro rostro, vuestro corazón”.
Obviamente se designa con estas palabras la persona del interlocutor. Y hallamos esto no en casos aislados, sino en casi la totalidad de los discursos pronunciados de acuerdo con las reglas del que llamaban los nahuas tecpilatolli, o sea, “lenguaje noble o cultivado”.  In ixtli,in yóllotl, “la cara, el corazón”, simbolizan siempre lo que hoy llamaríamos fisonomía moral y principio dinámico de un ser humano. Y resulta interesante notar, aunque sea de paso, el paralelismo que existe en este punto entre la cultura náhuatl y la griega. En esta última se concebía también la fisonomía moral e intelectual del hombre, o sea la persona, como un prósopon o rostro. Sólo que entrelos nahuas, se yuxtaponía a la idea de “rostro”, la del “corazón”, órgano al que atribuían el dinamismo de la voluntad y la concentración máxima de la vida. Pues bien, la concepción náhuatl de la persona como “rostro y corazón” es punto clave en la aparición de su concepto de la educación.
El siguiente texto, recogido por Sahagún, en el que se describe el supremo ideal del “hombre maduro”,mostrará mejor que un largo comentario el papel fundamental del “rostro y corazón”, dentro del pensamiento náhuatl acerca de la educación: 
 
El hombre maduro;corazón firme como la piedra,corazón resistente como el tronco de un árbol;rostro sabio,dueño de un rostro y un corazón,hábil y comprensivo. Ser “dueño de un rostro y un corazón”: he aquí el rasgo definitivo quecaracteriza a un auténtico hombremaduro (omácic oquichtli).
De no poseer un “rostro y un corazón”, tendría entonces que ocultar “su corazón amortajado” y cubrir con una máscara su falta de rostro, como se afirma expresamente en otro texto, hablando de lo que se presupone para llegar a ser un artista.Pero hay algo más. En el texto citado no se dice únicamente que elauténtico hombre maduro “es dueño de un rostro u un corazón”, sinoque se añade que posee “un rostro sabio” y “un corazón firme como la piedra”. Estos calificativos están presuponiendo, como vamos a ver, que el omácic oquichtli, “el hombre maduro”, ha recibido el influjo de la educación náhuatl. 
 
 “Ixtlamachiliztli”: acción de dar sabiduría a los rostros ajenos  
Dos textos que vamos a transcribir a continuación nos hablan, según parece, con la máxima...
tracking img