Maestros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (553 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un Justo estaba por morir y un discípulo le preguntó: ¿Quién fue tu Maestro?
El Justo le dijo: una tarde tenía mucha sed y me dirigí hacia el rio con mi cuenco, mi única posesión. Cuando llegué alrio cogí el cuenco y estaba por tomar el primer sorbo de agua y de pronto un perro vino corriendo, saltó al agua y comenzó a beber.
Le observé un momento y arrojé el cuenco lejos de mí: me di cuentaque había dejado de serme útil. Salté dentro del rio y bebí todo lo que quise. Todo mi cuerpo se refrescó. Di gracias al perro y toqué sus patas con profundo respeto porque me había enseñado unalección. Si bien lo había dejado todo, todas mis posesiones, tenía cierto apego por mi cuenco. Era muy hermoso. De noche lo ponía bajo mi cabeza, como almohada, para que nadie me lo quitara. Era mi últimoapego y el perro me ayudó. Aquel perro fue uno de mis Maestros.
Otra noche me perdí en el bosque y cuando llegue a un poblado todo estaba cerrado y tendría que dormir a la intemperie. Un hombre pasócerca y le dije: Parece que tú y yo somos los únicos despiertos en todo el pueblo. ¿Puedes acogerme esta noche en tu casa?
El hombre me dijo: Puedo ver que eres un Justo y me siento avergonzado dellevarte a mi casa. Estoy más que dispuesto, pero debo advertirte que soy un ladrón. ¿Te gustaría ser invitado por un ladrón? Y continuó diciendo: De hecho soy yo el que debería tener miedo de ti, puespodrías intentar cambiarme. Aceptarte supone un riesgo para mí, pero no tengo miedo. Ven a mi casa, come, duerme y quédate el tiempo que desees.
Me alimentó, me dio de beber y dijo: Ahora me iré. Tengoque hacer mi trabajo. El ladrón regresó a primera hora de la mañana y le pregunte: ¿Has tenido éxito? No, respondió, hoy no pero mañana ya veremos.
Y esto continuó durante treinta días: el ladrónsalía cada noche y volvía con las manos vacías. Pero nunca estaba triste ni frustrado, siempre feliz y decía: No importa. He puesto lo mejor de mí en el intento, mañana volveré a intentarlo.
Al...
tracking img