Mala praxis médica desde el punto de vista penal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 51 (12574 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

El médico trabaja sobre los más preciados bienes que el Derecho tutela (la vida y la salud).
La habilitación de los títulos profesionales crea siempre una presunción de capacidad en su poseedor; sin embargo, en algún caso se alza frente a esa presunción, una necesidad más fuerte que ella: la del resguardo social, atento al carácter de la materia a que aplica su quehacer.
Cuandoel profesional médico, en el ejercicio de su profesión, ocasiona un daño, y su acción u omisión lesiva está tipificada en el Código Penal como constitutiva de un delito se genera lo que llamamos responsabilidad, y no podrá eludir sanciones legales que correspondan por una negligencia culposa, una imprudencia o un acto contrario al buen sentido y a la sana lógica.
Los profesionales médicosdeben soportar las consecuencias jurídicas de sus actos profesionales, cuando sin intención dolosa causan daño a las personas por actuación culpable
En la presente monografía circunscribiré mi estudio de la responsabilidad médica a los casos de homicidio culposo y lesiones culposas; exponiendo la estructura de los tipos previstos en el Código Penal que resultan aplicables a esas situaciones, comoasí también aquellas reglas que si bien no pertenecen a la legislación positiva, son de estricta observancia dentro de la comunidad médica, al momento de llevar a cabo sus funciones; anexando al desarrollo, reseñas jurisprudenciales donde, en unos casos se ha condenado al médico cuestionado por mala praxis, y en otros ha sido sobreseído; y además una observación sobre los acontecimientos que enestos últimos años han tenido lugar por Asociación Argentina de Derecho Médico y de Salud (Aademes).

BIEN JURÍDICO PROTEGIDO

En la relación médico- paciente el bien jurídico protegido es la persona humana, pero en esta concepción de amplio espectro debe incluirse la figura del médico en su doble condición de profesional y persona en derecho. Esta caracterización obliga a dimensionar laprofesión y protegerla al tiempo que no puede desdeñarse lo atingente a la referenciada condición de persona humana. El individuo médico merece la tutela jurídica, abstracción hecha de la importancia que reviste la otra calidad anunciada.
Pero cuando la relación aparece alterada y debe procederse a una opción definitiva o definitoria de una situación planteada y canalizada a la mala praxis, será elpaciente la consideración fundamental, pero no puede desvirtuarse ni minorar aquella condición del médico que también deberá integrar el concepto de bien jurídico protegido, ya que al no asistirle razón al primero para perfilar una demanda, la tutela jurídica aparece desplazada en beneficio del médico, llamado a ser el “chivo expiatorio” en oportunidades que una demanda no traduce ninguna objetividad.En tal caso no resulta difícil conciliar el planteamiento con una decisión que salvaguarde al médico que pasará a ser el merecedor del tutelaje jurídico.
Si el bien jurídico protegido ha sido desconocido o lesionado por la actividad culposa del médico, será su asistido -paciente- el merecedor de protección; pero cuando la relación aparezca alterada por conducto del paciente, será el médico quienrecobrará la plenitud de su derecho a ser protegido legalmente.
En el caso específico del homicidio, el bien jurídicamente protegido por la ley es la vida humana independiente.
Es opinión común en nuestra doctrina que la vida constituye el bien jurídico de mayor importancia, no sólo porque el atentado contra ella es irreparable, sino porque es también la condición absolutamente necesaria parasentir su grandeza y disfrutar de los restantes bienes.
A partir de la reforma efectuada en 1994, la Constitución Nacional consagra el derecho a la vida; por cuanto confiere rango constitucional a la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de las Naciones Unidas que expresamente lo reconoce.
Ahora bien, es preciso que el contenido del derecho a la vida debe entenderse tanto en un...
tracking img