Mandato divino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (969 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
97

M A N D A T O D I V I N O

JEROBOAM II fue un rey de los israelitas, que los gobernó durante cuarenta y un años.
En su reinado, niños queridos, pasaron muchas cosas grandes ymaravillosas: entres otras, la que vais a leer.
Pero antes es bueno que sepáis que este rey Jeroboam II, pues antes hubo otro que llevó el mismo nombre, reconquistó para los israelitas las ciudades deDamasco y de Emat, pues era muy valiente y atrevido.
En la época de Jeroboam, habitaba en Israel un profeta llamado Jonás, una noche que éste dormía:
__Levántate y ve a la gran ciudad de Nínive yhazle escuchar mis amenazas; él grito de sus iniquidades ha llegado hasta mi; anúnciale su próxima destrucción.
Jonás, obedeciendo el mandato de dios, se levantó y se dispuso a partir: Ya estaba encamino, cuando se detuvo a reflexionar y se dijo: __¿Ir a Asiria a predecir a los habitantes de Nínive la destrucción de su ciudad?
No deja de ser esta una peligrosa misión; y Jonás, como profeta,sabía mejor que nadi que suplicios reservaría los ninivitas a quien fueran a pronosticarles su muerte. También es verdad que si desobedecía al Señor, incurría en una grave falta, y podía recaersobre él un tremendo castigo.
¡La cólera de Dios o la cólera de los ninivitas
Jonás encontrábase perplejos; la alternativa no dejaba de ser terrible.
En fin, después de mucho pensar, consideró quesiempre el cielo es más misericordioso que los hombres, y, temiendo la ira de éstos, quiso con la fuga substraerse a la orden del Señor.
Pasaba por la playa y vio un navío fenicio que aparejabapara la ciudad de Tarsis.
Jonás se embarcó en él, pero no tardó en arrepentirse de su desobediencia.
Comenzó el viento a soplar muy fuertemente y las olas encrespadas a levantarse como catedrales deagua, amenazando tragarse el navío. Jonás, sabiendo entonces que su desobediencia al Señor había atraído contra él la cólera divina, queriendo salvar a sus compañeros, les dijo que aquella tempestad...
tracking img