Manifestaciones plasticas venezolanas del siglo xix y xx

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6764 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pintura
Primera mitad del siglo XIX: como la guerra emancipadora marcó una ruptura con el estilo de vida colonial, del mismo modo en la inspiración del arte hay un cambio.
Ya los temas de los artistas no son de asunto predominante religioso, ni de influencia española; se busca, en cambio, exaltar los héroes y episodios de la Independencia. Por eso cobra más importancia el género del retrato yla pintura histórica.
La figura más representativa de este período de transición entre la Colonia y la Independencia es el pintor Juan Lovera.
Juan Lovera (1778 – 1851): Sus comienzos son los de un pintor artesanal colonial. Inició estudios de pintura guiado por los frailes del convento de los Dominicos San Jacinto, y más tarde tuvo como maestro el pintor colonial Antonio José Landaeta.
En 1814,huyendo del sanguinario Boves, se une a los patriotas que emigraron a Oriente y vive por un tiempo en Cumaná. Luego estuvo en Puerto Rico, y tal vez, en Cuba, para regresar a Venezuela después del triunfo de Carabobo.
Las obras que le dieron fama fueron: "El 19 de Abril de 2010" y "El 5 de julio de 1811", las que, si bien fue testigo presencial, pintó varios años después de los acontecimientos:en 1835 y 1838, respectivamente.
Juan Lovera realizó también varios retratos de patriotas y de personajes importantes de su época; de modo que se puede decir que, de no ser por sus pinturas y retratos, no conoceríamos el rostro de los próceres que nos dieron la Independencia.
Segunda mitad del siglo XIX: después de Juan Lovera las figuras señeras de la siguiente generación de pintoresvenezolanos son: Martín Tovar y Tovar, Antonio Herrera Toro, Arturo Michelena y Cristóbal Rojas.
Martín Tovar y Tovar (1828 – 1902): Nacido en Caracas. Fue el más destacado intérprete y quien llevó su apogeo la pintura de historia de Venezuela.
Muy joven marchó a España donde fue alumno de José Madrazo, pintor de asuntos históricos y retratos de estilo neoclásico; y de Federico Madrazo (hijo delanterior), gran retratista de estilo romántico. Posteriormente se traslada a París y estudia en la Academia de León Cogniet.
Al regresar a Venezuela inicia su carrera retratista.
Cuando Guzmán Blanco comienza su gobierno progresista aprovecha el talento de Tovar y le encarga una galería de retratos de los principales próceres de la Independencia. Son 25 retratos de medio cuerpo que realiza el pintor enParís. Tanto en estos retratos como en los anteriores Tovar idealiza el personaje simplificando detalles y estudiando la pose más expresiva de la figura.
El siguiente encargo de Guzmán Blanco fue el gran cuadro (6 x 4, 56 m.) de "La Firma del Acta de la Independencia". Tovar lo pinta también en París y los representa en la exposición organizada como parte de los festejos del Centenario delNacimiento del Libertador (1883).
Es una pintura concebida para dar importancia especial a la esbelta figura de Francisco de Miranda.
La composición es grandiosa y, a la vez, solemne, aunque menos fiel a la verdad histórica y a la fisonomía de los personajes si la comparamos con al que había pintado Juan Lovera con anterioridad sobre el mismo tema.
El éxito de este lienzo le valió a Tovar otro granimportante encargo por parte de Guzmán Blanco: los cuadros de las batallas que sellaron la independencia de los países bolivarianos: "Carabobo, Boyacá, Junín y Ayacucho", para decorar el recién construido Palacio Legislativo de Caracas.
El cuadro más relevante es el de la Batalla de Carabobo cuya basta escena ocupa el plafón abovedado del Salón Elíptico.
En esta extensa pintura Tovar resuelvecomplicados problemas de escorzo y perspectiva, imprime a la composición y a las figuras el movimiento vertiginoso propio de la batalla; y, al mismo tiempo, destaca las formas con precisión y nitidez de contornos.
Acerca de esa obra se expresó el famoso muralista mexicano David Alfaro Siqueiros: "Tovar y Tovar en su mural de la bóveda del salón elíptico muestra, sin duda alguna, al más grande...
tracking img