Mann estado y poder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 56 (13929 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista Académica de Relaciones Internacionales, Núm. 5 Noviembre de 2006, UAM-AEDRI

ISSN 1699 – 3950

El poder autónomo del Estado: sus orígenes, mecanismos y resultados 1

Michael Mann* Este ensayo trata de especificar los orígenes, mecanismos y resultados del poder autónomo que posee el Estado en relación a las principales agrupaciones de poder de la «sociedad civil». El argumento seexpone de forma general, pero deriva de mi Sources of social power 2 , un gran proyecto de investigación empírica en curso sobre el desarrollo del poder en las sociedades humanas. Por ahora, mis generalizaciones son más audaces en materia de sociedades agrarias; en lo que toca a las sociedades industriales, seré más vacilante. Defino el Estado y busco después las implicaciones de dicha definición.Discuto dos partes esenciales de la definición, centralización y territorialidad, en relación con dos tipos de poder estatal, denominados aquí poder despótico e infraestructural. Defiendo que la autonomía estatal, en las dos formas despótica e infraestructural, procede principalmente de la específica capacidad del Estado de proporcionar una forma de organización territorialmente centralizada. Hoydía no hay necesidad de reconsiderar que la mayoría de las teorías generales del Estado han estado erradas porque han sido reduccionistas. Han reducido el Estado a las estructuras preexistentes de la sociedad civil. Esto es claramente cierto de las tradiciones marxista, liberal y funcionalista de la teoría del Estado, cada una de las cuales ha contemplado el Estado predominantemente como un espacio,una arena, en la que las luchas de clases, grupos de interés e individuos se expresan e institucionalizan, y — en las versiones funcionalistas — en la que la voluntad general (o, por usar términos más modernos, los valores esenciales o el consenso normativo) se expresa y cumple. Aunque tales teorías discrepan en muchas cosas, se unen para negar poder autónomo significativo al Estado. Pero pese ala existencia de excelentes críticas a dicho reduccionismo 3 y pese a la autocrítica implícita en el constante uso del término

http://www.relacionesinternacionales.info 1

Revista Académica de Relaciones Internacionales, Núm. 5 Noviembre de 2006, UAM-AEDRI

ISSN 1699 – 3950

«autonomía relativa» por marxistas recientes 4 , ha seguido aún habiendo una curiosa resistencia a analizar estaautonomía. Un obstáculo importante ha sido de carácter político. La principal teoría alternativa que parece defender la autonomía estatal ha sido asociada con una política bastante poco atractiva. Me refiero a la tradición militarista de teoría del Estado encarnada alrededor de principios de siglo en la obra de escritores predominantemente de habla germánica como Gumplowicz 5 , Ratzenhofer ySchmitt. Ellos concebían el Estado como fuerza física, y como ésta era el primer motor de la sociedad, el Estado militarista era así superior a las estructuras económicas e ideológicas identificadas por las teorías reduccionistas. Pero los méritos científicos de estas teorías fueron rápidamente ahogados por sus asociaciones políticas: con el socialdarwinismo, el racismo, la glorificación del poder delEstado, y después el fascismo. El (profundamente irónico) resultado final fue que la teoría militarista fue derrotada en el campo de batalla por las fuerzas combinadas de Rusia (marxista) y los (liberal democráticos y funcionalistas) aliados occidentales. Poco hemos oído directamente de ella desde entonces. Pero su influencia indirecta se ha dejado sentir, especialmente en los últimos tiempos, através de la obra de «alemanes buenos» como Weber, Hintze 6 , Rüstow 7 y el anarquista Oppenheimer 8 , influidos todos ellos en uno u otro grado por la tradición militarista alemana, y cuyos principales trabajos han sido ya traducidos al inglés. No estoy abogando por un retorno a esta tradición alternativa, ni siquiera a su nivel científico. Pues cuando miramos más de cerca, nos damos cuenta de...
tracking img