Manual de convivencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6327 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 17 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLEGIO SALESIANO JUAN DEL RIZZO

PROYECTO EDUCATIVO PASTORAL SALESIANO
2008 - 2010

PRESENTACIÓN

Con un saludo fraterno para cada uno de los miembros de la comunidad educativa pastoral, presento este proyecto como una carta de navegación que direcciona todas las intenciones formativas y ofrece un horizonte de sentido espiritual a todos nuestros propósitos.

Espero que al contar coneste instrumento de planificación, nuestro devenir pastoral fortalezca la cultura institucional de nuestro colegio salesiano Juan del Rizzo y lo convierta en un espacio vital en donde todos estemos siempre pendientes “con los ojos en la escuela y el corazón en los jóvenes”, para que cada día ellos adviertan la presencia cercana de Jesús resucitado por medio de la intuición carismática de Don BoscoCon cariño,

PADRE JORGE ALBERTO SUAREZ SALCEDO SDB.

HISTORIA DEL FUNDADOR E IDENTIFICACIÓN DEL COLEGIO
EN LA OBRA SALESIANA DEL NIÑO JESÚS

HACER MEMORIA Y PROFECÍA DE LA VIDA Y OBRA DE NUESTRO FUNDADOR, EL SALESIANO, PADRE JUAN DEL RIZZO, AL CONMEMORAR LOS 50 AÑOS DE SU PASCUA. 1957 -2007.

En 1934 es trasladado al Colegio Salesiano del León XIII, el Padre Juan del Rizzo einmediatamente es nombrado como encargado del Oratorio del Campo San José. Era él un gran devoto del Niño Jesús de Praga y en los lugares por donde había estado, se había dedicado a propagar esta devoción; al llegar al Campo San José, el Padre Bertola le recomienda prestar atención a una solicitud hecha por los Padres Carmelitas en la que reclamaban ser ellos los propagadores de esta devoción.Atendiendo las recomendaciones del Padre Bertola, el Padre Juan del Rizzo se dirige al centro de la ciudad, a un almacén de artículos religiosos y compra allí una hermosa imagen del Niño Jesús, pide que le retiren una cruz que llevaba en la espalda y que retoquen un poco su rostro. Al contemplarla terminada el Padre del Rizzo se asombró de la belleza de la imagen, pues sin la cruz, los brazos abiertosdel Niño daban la sensación de acoger a todo el que acudiera a Él.
Colocó la imagen en el cobertizo e hizo que le tomaran fotografías para mandar a hacer estampitas y repartirlas a los niños del Oratorio y a las personas que asistían a la Eucaristía los domingos; una de estas fotografías la mandó a ampliar y le hizo colocar un hermoso marco florentino. En un primer momento llegaron hombres ymujeres de los alrededores, luego los obreros de los barrios cercanos, después las parejas jóvenes que consagraban su hogar al Niño Jesús; en poco tiempo cientos y cientos de personas de todos los rincones de la ciudad llenaban el Campo San José.
Al poco tiempo de haber llegado, el Padre Juan se dio cuenta de la pobreza en la que vivían los pequeños que asistían al Oratorio. Venían con pocasropas, enfermos, sin comer, con sus ojitos tristes y carentes de esperanza. Había que hacer algo por ellos. En su prédica empezó a hablar de la necesidad de ayudar a estos niños. En primer lugar había que alimentarlos y vestirlos; ¡y qué mejor alimento que el delicioso chocolate! Así que empezó a pedir chocolate para sus niños. "El Niño Jesús quiere que le traigan pan y chocolate para los niñospobres" decía el Padre Juan del Rizzo; y no acababa de pedir cuando llegaban muchas personas trayendo consigo el pan y el chocolate que necesitaba. "Los niños pobres no tienen ropa que vestir y al Niño Dios le gustaría que le regalasen tela para hacer los vestidos" ¡Qué admirables son la Obras de Dios! ¡Con cuánta sencillez hablaba el Padre Juan del Rizzo y cuán hondo llegaba a los corazones de lagente!
Poco a poco el compromiso de ayudar a los más pobres, especialmente a los niños del Oratorio, fue creciendo de la mano con el amor al Divino Niño Jesús. Una fe sencilla pero profunda empezó a crecer en los corazones de la gente; así nació la Devoción al Divino Niño Jesús: como un rumor, como una llama que se encendía en los corazones de las personas que oían hablar de Él, que acudían a...
tracking img