Manuel e. adrogué

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2691 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANTICIPO DE PUBLICACIÓN EN “YUDO KARATE”
Han Chang Kim y Manuel Adrogué, juntos en Corea y en Kuk Ki Won
Memorias de un viaje inolvidable.
Por Manuel E. Adrogué
Sobre el final del año pasado, el quinto dan Manuel Adrogué tuvo
oportunidad de viajar a Corea del Sur junto al maestro Han Chang Kim.
Aunque viajaron por razones ajenas al Taekwondo, no
desaprovecharon la oportunidad de visitaral Kuk Ki Won y otros
lugares de interés histórico.
Adrogué, colaborador consuetudinario de YudoKarate, relata en esta
nota su soñada experiencia, vierte su opinión sobre la situación
planteada por la diferencia entre los estilos, y analiza las posibilidades
futuras, a la luz de lo escuchado de los grandes maestros, con los que
tuvo ocasión de conversar.
El fin de año pasado terminócon dos hechos muy gratificantes para mí: en noviembre recibí el
premio Artista Marcial, y en diciembre se concretó mi anhelo de viajar a Corea. Soy
taekwondista desde hace 25 años, y abogado desde hace 18, y ciertas circunstancias especiales
–entre las que cuenta la generosidad celestial- hicieron que ambos caminos se encontraran de
modo extraordinario. El artífice fue el mismísimomaestro Han Chang Kim, noveno dan,
decano del taekwondo en la Argentina.
Ocurre que con el maestro Kim estuvimos asesorando a cierta gente de negocios de Corea, y a
medida que trabajábamos con ellos, se vislumbraba la necesidad de que viajáramos.
Los proyectos que estábamos preparando y mis obligaciones profesionales hicieron que, fuera
de mi práctica habitual, no pudiera seguir unplan de entrenamiento especial como me hubiera
gustado, para encontrarme en las mejores condiciones posibles para practicar ante los maestros
de allí. Lo mínimo que podía hacer, sin embargo, era aprender las formas de WTF, dado que yo
sigo la línea ITF. En setiembre me puse a practicar, todas las mañanas durante media hora,
siete de las nueve formas de cinturón negro de WTF (de Koryo a ChonKwon). También
aprendí las dos formas que inauguró recientemente la WTF para sus competencias: Pikak (para
las edades 20 a 30) y Hanryu (para mayores de 30). En realidad, fue una época de tanto trabajo
para mí que ni siquiera pude tomar conciencia de que se me estaba por cumplir un viejo anhelo.
Yo siempre he sostenido, sin renegar de mis preferencias de estilo, que el Taekwondo (oTaekwon-Do, pues en coreano no se usan guiones) es esencialmente uno. Y a mi entender, si
bien hay muchas federaciones importantes en el mundo, sólo tiene genuinamente alcance
global: el Kuk Ki Won de Corea. El Kuk Ki Won se encarga del desarrollo técnico-marcial del
Taekwondo y de supervisar exámenes, cursos y graduaciones, mientras que su organización
hermana World Taekwondo Federationes la autoridad en materia de competencias y es la 2
única reconocida por el Comité Olímpico Internacional. Como practicante e instructor confieso
que el Kuk Ki Won me interesa más que WTF y, al igual que millones de practicantes en el
mundo, lo considero la Meca del Taekwondo.
Si yo tuviera que programar un viaje estrictamente “marcial” a Corea, además de ir al Kuk Ki
Won, probablementeiría a templos a ver Bulkyo Musul (el arte de los monjes, también
llamado Son Musul), practicaría algo de Taekkyon y Hapkido, buscaría algún profesor de
Subiok chigui, o tomaría clases de Haedong Kumdo (una reinterpretación del método
tradicional de sable coreano). Pero el viaje que íbamos a hacer, lleno de reuniones de trabajo,
no permitiría nada de eso.
Hacia noviembre y luego de mesesde trabajo, nuestro proyecto estaba atascado. Y un día, ya
entrado diciembre, por ciertos hechos que ocurrieron, de Corea le dijeron al maestro Kim:
“Está todo listo; viajen la semana que viene, por diez días.” Desde esa llamada, tuvimos más
reuniones, análisis, etcétera. Ni siquiera tuve tiempo para repasar mis conocimientos de idioma
coreano, que estudié durante varios años y ahora...
tracking img