Manuel j. castilla: un gozante, un nombrador, un nostálgico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3077 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MANUEL J. CASTILLA
Un gozante, un nombrador, un nostálgico
[pic]

El universo poético de Castilla muestra claramente dos vertientes: la celebración de la naturaleza y el compromiso social.

La naturaleza, en su poesía, se manifiesta en plenitud y es motivo de alabanza constante mientras que lo social se encierraen el silencio, en la inexpresividad que sólo sale afuera en el lenguaje de los gestos, de las manos, de los ojos o del canto.

Su decir es sencillamente profundo. La nominación de las cosas es parte de su singular estilo:

Esta tierra es hermosa.
Crece sobre mis ojos como una abierta claridad asombrada.
La nombro con lascosas que voy amando y que me duelen:
montañas pensativas, lunas que se alzan sobre el chaco
como una boca de pan recién prendido,
yuchanes de leyenda
en donde duermen indios y ríos esplendentes,
gauchos envueltos en una gruesa cáscara de silencio
y bejucos volcando su azulina inocencia.
(DeBajo las lentas nubes - 1963)

En esta tierra nace. En Cerrillos el 14 de Agosto de 1918. Tierra a la que amó y celebró desde el espacio libre del gozante.

Me dejo estar sobre la tierra porque soy el gozante.
El que bajo las nubes se queda silencioso.

Pienso: si alguno me tocara las manos

se iría enloquecido de eternidadhúmedo de astros lilas, relucientes.
Estoy solo de espaldas transformándome
En este mismo instante un saurio me envejece y soy leña
y miro por los ojos de las alas de las mariposas
un ocaso vinoso y transparente.
En mis ojos cobijo todo el ramaje vivo del quebracho.
De mí nacen los gérmenes de todas las semilla ylos riego llorando con rocío.

Sé que en este momento, dentro mío,
Nace el viento como un enardecido río de uñas y de agua.
Dentro del monte yazgo preñado de quietudes furiosas.
A veces un lapacho me corona con flores blancas
yme bebo esa leche como si fuera el niño más viejo de la tierra.

Miro los cachos del banano,
veo arañar sus dulces dedos de oro
y en las sandías
los genitales verdes del verano llenan mi corazón de poblaciones.
Siento que estoy tapado por luciérnagas
y que en mi pelo crece la niñez delrelámpago.

Lo que pisa mi piel igual que arena lo traga para siempre.
La sombra de los pájaros es como un agua negra que acaricia mi nuca,
una hormiga me deja su ají breve en la boca
y me voy a los tumbos en la noche
por el agujereado camino de los sapos.

¿Quién me arrima la paz de latortuga?
¿Quién desempoza el tiempo de su cáscara?

Soy el que por la piedra lechosa del quirquincho
bebe en miel las abejas
como el rocío maduro de la música.
¿A dónde irán mis ojos llenos de hojas?
¿ Por dónde en ellos vagará el cielo yéndose?

Me mira Dios y sé que aquí, yaciendo,
Lo estoy haciendodespaciosamente
De cara al infinito
Siento que pone huevos sobre mi pecho el tiempo.
Si se me antoja, digo, si esperase un momento,
puedo dejar que encima de mis ingles
amamante la luna sus colmillos pequeños.

Miren mis ojos cuando estoy pensando a ver si es que les miento.
Zorros, la cola como cortaderas,...
tracking img