Marco historico siglo de oro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2413 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAITULO III

SIGLO DE ORO

TEATRO



FELIPE III DE ESPAÑA

Rey de España entre 1598 y 1621, n. en el alcázar de Madrid el 14 abr. 1578, hijo de Felipe II (v.) y de su cuarta esposa Ana de Austria. Contaba, en el momento de nacer, con dos hermanos mayores, D. Fernando y D. Diego, por lo que su eventual acceso al trono parecía de momento poco previsible. Sin embargo, en octubre delmismo a. 1578 m. D. Fernando, en tanto que una epidemia, en 1582, segaba la vida del fuerte y prometedor D. Diego, y respetaba -no sin que pasara por graves peligros- la del enclenque y enfermizo F. La tremenda mortalidad infantil de la época había privado a España de un sucesor digno de la obra de Felipe II y de las necesidades del inmenso complejo de sus reinos.

1. Juventud y formación delpríncipe. El futuro Felipe III se vio así convertido en príncipe heredero a los cuatro años de edad. Desde dos antes había quedado huérfano de madre, y esta circunstancia hubo de influir de manera decisiva en lo impersonal y hasta en lo frío de su educación. Fue también en ello un factor importante -como observa finamente el embajador veneciano Vendramino- el temor de Felipe II de que se produjera elcaso de su primogénito, el príncipe D. Carlos, rebelde a su padre y muerto en 1568. El rey reglamentó de un modo sin duda excesivo la educación del príncipe, estableciendo su horario, su plan, sus actividades, y hasta la naturaleza y forma de sus expansiones. La voluntad del ya débil F. quedó coartada desde el primer momento, como lo quedaron su iniciativa y hasta su bolsa particular. El prurito deevitarle malas compañías hizo que, ya muchacho, se le rodease de ayos ancianos y de pajes niños, que en nada contribuyeron a despertar su personalidad. Con todo, F. tuvo buenos maestros, cuidadosamente escogidos por el rey. Fue su ayo el marqués de Velada, y su preceptor un hombre de la categoría y experiencia de García de Loaysa. Quizá, de entre sus maestros, quien más se ganó las simpatías delpríncipe fue el flamenco Jean de L'Hermite, humanista y polifacético, que le enseñó francés y contribuyó con su amenidad y espíritu jovial, a alegrar las horas de su educación, y a suscitar el interés de aquel discípulo, que, decididamente, salía abúlico y falto de iniciativas.

Sin embargo, pronto encontró F. otro amigo, ya que no educador, todavía más ameno, en la persona de su gentilhombre mayorde cámara, marqués de Denia, luego duque de Lerma (v.), que sería uña y carne con el futuro monarca durante la mayor parte de su reinado. El de Lerma supo encantar al príncipe con esparcimientos no previstos por el programa oficial, como el juego de cartas, al que F. se aficionó sin reservas, salidas y conversaciones. La labor del futuro valido fue, más que nada, de malformación, y encaminadaexclusivamente a ganarse la confianza del príncipe, objetivo que, desde luego, vio logrado sin gran esfuerzo. Varias veces Felipe 11 o sus consejeros trataron de alejar al ambicioso marqués, pero acabaron por transigir con su presencia, al comprender que el heredero, débil y falto de voluntad, acabaría en manos del primer consejero que consiguiese ganárselo, y Lerma era, con todos sus defectos,hombre de confianza.

No pude decirse en absoluto que el príncipe fuese un infradotado, y en sus estudios dio claras muestras de inteligencia, aunque también las dio de una indisimulable falta de interés hacia casi todos los asuntos. Mostró especial capacidad para el aprendizaje de los idiomas (menester en el que su padre había dado siempre muestra de especial torpeza), así como para la cartografía.Pero donde más destacó fue en una asignatura obligada en la educación de un príncipe, aunque absolutamente inútil para el ejercicio de la política: la danza. Llegó a ser un muchacho culto, educado, y dotado de una cortesanía amable que jugaba bien con su timidez y su aspecto menudo y bondadoso; pero a los 18 años no había recibido una formación que le hiciese capaz de enfrentarse a los...
tracking img