Marginados. El reducto de la adicción.

Marginados. El reducto de la adicción.
Trainspotting, Reino Unido/Escocia, 1996.

La sociedad europea del fin de siglo pasado produce un reducto para los marginados: la adicción al margen de laley, con sus códigos y dinámicas propias; donde el ghetto provee de identidad y da refuerzo personal a quienes
saben que no tienen acceso a estabilidad financiera, desarrollo académico y social. Sonaquellos que
desconocen un modo de vida que implique aspiración y trabajo, carecen de incentivos y objetivos propios.
Danny Boyle, director y productor inglés, toma la novela homónima de Irvine Welchy recrea al grupo de amigos
cercanos de Renton, un adicto a la heroína, compuesto de Spud, Sick Boy, Begbie y Diane, una colegiala de 15
años, a quien conquista en un pub; mayormente emancipada queel resto del grupo
Se expone la decadencia tomada un ácido sentido del humor; es de particular interés ver que el espectador
promedio ríe ante la desafortunada suerte de quienes aprenden asobrellevar la carga a través de las muletas
que el consumo de drogas proporciona. Como cualquier otro adicto, los personajes evaden la toma de conciencia
de su sórdida realidad; los padres de Rentos sabenque el tratamiento con metadona no da resultados favorables
y en una forzada resignación caen en una indolencia que los protege del daño emocional y “la vergüenza” que
en la sociedad latinoamericanaconservadora implica tener un hijo drogadicto. A diferencia de la actitud del
protagonista de Things We Lost in the Fire (E. U., 2007), donde la esposa del amigo de un adicto, a la muerte de
aquela manos de un energúmeno que descarga en él su frustración, inicia un penoso proceso de reconocer en
el ex – heroinómano un ser humano que lucha, cae y se levanta, se aproxima y regresa, se alejan denuevo.
Renton inicia su camino intentando dejar la heroína, queda solo para reincidir en el consumo y seguir rodeado de
sus amigos, inmediatamente después de una fugaz crisis de supresión. No...