Maria con su silencio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1420 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
María con su silencio...María con su aceptación callada...María misionera...
¿Quién guardó en su corazón los secretos de María?, ¿porqué su papel secundario al lado de un Dios Padre, que le dió el Don de llevar en su vientre a su Hijo ?
Interrogantes planteados; respuestas sin contestar.
En este libro el Padre Larrañaga trata de explicarnos parte de la vida de María, a través deinvestigaciones y materiales recopilados sobre su vida.
¿Recuerdos de María que Lucas encontró e insertó en su Evangelio?...tal vez.
La humildad de ella es tan inmensa que sólo eso importa, y para ella sólo Dios importa..
Jesús como su Hijo la preparará para su función Espiritual. María Madre preocupada por su hijo, pero entendiendo o no en silente estado.
María con sentimientos encontrados de entrega totaly de incomprensión. Aceptación sin límites; Amor hacia el padre, Fe, y más silencio...
Es importante verla desde su concepción humana, con encrucijadas y emergencias, pero salvando siempre su fidelidad hacia el Señor Dios.
Desde la anunciación su entrega es absoluta y bella; guardando en su corazón la perturbación de su alma y la luz en su vientre.
María creía...confiaba...ella era la esclavadel Señor.
La visita extraordinaria del Ángel mensajero de Dios la sorprende. Se siente sola, extraña; pero con absoluta madurez y naturalidad, a pesar de su corta edad, acepta, confía y se entrega.Sin exigencias, sin dudas, sin preguntas.
Pasan los años,. La realidad se ve opca, anodina. Su hijo trabajando, ella sólo observando....
Se mueve entre luces y sombras, entre supuestos y negaciones.Tratando de negar lo innegable. de alargar el tiempo de lo impostergable.
Ante la inminente muerte de su Hijo, desde su silencio parece decir nuevamente al igual que aquella vez frente a la aparición del Ángel: -Hágase. Incomprensible y tremendamente doloroso, pero... Hágase.
Su imagen de Madre doliente se contrapone con su altivez frente al dolor del calvario; y la convierte en una Reina.
Estamaravillosa mujer es María: la belleza de la entrega, la sumisión sin preguntas, la humildad reflejada en su luz y transparencia.
Frente a la muerte de su hijo, con su profundo dolor se convierte en nuestra madre. Madre que nunca sería alcanzada por la muerte al igual que Él.
Madre de paz, de alegría, de gozo. Mezcla de inmensa dulzura y fortaleza invencible.
María madre de Cristo y Madrenuestra, aceptamos tu silencio con veneración.

¿QUE DICE LA BIBLIA DE MARIA?
1. María esclava del Señor.
Dijo María: "He aquí la esclava del Señor." Lee: Lucas 1,38. María no es una diosa sino hija de Adán. "Ella se consagró totalmente como esclava del Señor, sirviendo a la persona y a la obra de su Hijo". Estudia. Lumen Gentium n. 56.
2. María es la primera cristiana.
Como modelo de todoverdadero creyente ya que ella nos precedió a todos en el camino de la fe y cooperó activamente en el plan de redención con su "sí" a Dios: "Hágase en mí según tu palabra." Lee: Lucas 1,38.
3. María modelo de fe y obediencia.
"La Virgen María realiza de la manera más perfecta la obediencia de la fe... Durante toda su vida, y hasta su última prueba, cuando su hijo murió en la cruz, su fe no vaciló".Lee: CIC n. 148 ss. Si por la desobediencia e incredulidad de una mujer, Eva, todos sufrimos la consecuencia del pecado y de la muerte; también por la fe y obediencia de una mujer, María, todos nos beneficiamos. Lee: Génesis 3,15.
4. María es hija de Dios Padre.
Todos somos hijos de Dios, pero ella es la elegida de Dios "entre todas las mujeres" desde el primer instante de su concepción. Por elloel ángel la llama: "llena de gracia", es decir, desde el principio. De no ser así, el ángel le hubiera dicho: "serás llena de gracia" es decir, antes no, pero ahora sí. Catecismo de la Iglesia Católica (CIC 490 ss.).
5. María es Madre de Dios Hijo.
Jesucristo en cuanto a su divinidad tiene un solo Padre, el que lo engendró en los cielos. Lee: Hebreos 1,5. Jesucristo en cuanto a su humanidad...
tracking img