Mariano caldera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4013 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL GENERAL
Mariano Caldera, ese es mi nombre, yo como muchos hombres participe en la revolucion de México, liderada por el general Francisco.I.Madero, peleabamos por sueños de libertad, para libreranos de un gobierno que ahogaba al pueblo. Yo como pocos, sabia leer y escribir, mis papás habian trabajado muy duro para darme estudios; me decian que México iba a convertirse en un lugar corrupto,que si queria ser alguien en la vida, un hombre de provecho; iba a tener que ir a la escuela; por que en unos años eso me iba a llevar a la grandeza, y asi fue, poco a poco, mientras yo crecia, mi pueblo se fue convirtiendo en un pueblo de corrupcion, en donde solo los letrados podian evitar ser manipulados por los policias y las personalidades de autoridad, y es que a uno le tenian que dar razones,no que a los pobres que no sabian ni hablar bien siquiera, se los llevaban por cualquier tonteria y hasta sin ropa los dejaban.
Fue entonces cuando el general Francisco I Madero, después de escapar de San Luis Potosí, hacia San Antonio Texas, pronuncio unas palabras de aliento, invitándonos a levantarnos en armas, a luchar por nuestra libertad y contra las injusticias del gobierno, que yahabia pertenecido por mucho tiempo a Porfirio Diaz. Yo tenia 23 años en ese entonces y me deje convencer por sueños que de alguna manera habia tenido desde chamaco, cuando mis papas decian en lo que se iba a convertir mi nación, yo siempre quise ser parte del cambio, asi que me uni a Madero, se suponía que nos levantariamos en armas el 20 de noviembre, pero ese dia nadie respondio, ademas de losacontecimientos en Puebla del dia 18, nada paso.
Ya se nos habian caido los animos, cuando llegó Agustin Martínez, diciendonos que habia habido una trifulca en Torreon, que la gente habia hecho caso, pero que se habian tardado en actuar.
Agustin era hombre de confianza, moreno, grande, con un bigote del que siempre estaba alardeando, tenia los ojos negros, tan negros que parecia que te sumergias enun abismo cuando le mirabas, tenia la piel morena, muy quemada por el sol, el tenia un negocio, una pequeña granja, donde tenia unas gallinas y unas vacas, tenia tres caballos, que rentaba cuando alguien los necesitaba, no era un mal hombre, pero los policias llegaron y le arrebataron todo, se llevaron a su mujer y le mataron a su niña, Agustin se quedo solo, sin familia y sin propiedades, desdeentonces les tiene arto coraje, pero sobre todo al gobierno, para el la autoridad era justa, el veia a los policias como héroes que defendian a su país y que protejian a su gente, pero les perdio la fé por que cuando fue a reclamar, a pedir que le rindieran cuentas y que le devolvieran deperdido a su mujer por que su niña ya no tenia salvacion, lo hecharon a patadas y se burlaron de él. Mi queridoamigo quedo decepcionado, destrozado, con un odio que se le notaba en los ojos, su mirada cambio, en ella solo podias ver coraje y soledad; se le metio a la cabeza que tenia que acabar con todos los policias corruptos si alguna vez queria descanzar en paz.
Agustin estaba parado frente a Madero, contandole con arta emocion como se habian levantado los revolucionarios y sus ojos volvieron abrillar, brillaron con la esperanza de ser seguido por el pueblo y de hacer su sueño realidad.
-Ya ven mis amigos- dijo Madero con ánimo- les dije que el pueblo me iba a escuchar,que iba a entrar en razón y que se iban a levantar junto con nosotros para hacer el cambio, para tumbar a esos malditos de Diaz, pero ahora si, ya llego la hora de cobrarnos todas las que nos hicieron, y vamos a pelear, pornuestras mujeres y niños, para darles una vida de felicidad en la que no solo vean las injusticias, sino tambien, la esperanza, ¡A darles mis compañeros! Que ahora si ya empezo lo bueno.
-¡A darles!, ¡viva Madero!
Gritamos todos, con un nuevo sentimiento de anhelo, anhelo de paz, de justicia pero sobre todo, buscabamos ser hombres de trabajo, que se nos reconciera y nos valieran nuestros...
tracking img