Mario bunge

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1015 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MARIO BUNGE: ELOGIO Y DESACUERDO
18 de Agosto de 1996
Nada mas adecuado en estos tiempos que el desacuerdo fértil y la instauración de la cultura de la polémica y en este caso, mejor si es fuera del recinto de las ideologías. Parafraseando a Nietszche y la moral para sus enemigos, ni la orfandad político partidaria, ni el exceso por la transparencia conceptual nos intimidan.
Y tal parece, quealgunos Filosofos han esperado pacientemente al Dr Bunge para ganarse alguito enfrentandósele y arrinconando la polémica al ámbito ideologico. Como si no existiera carne de cañon para las reflexiones: la perspectiva se ha lamentado, la curiosidad se estanca, la capacidad de asombro agoniza, la repugnancia se ha vuelto dulzona.
De ahí que actitudes como las de un Filosofo francés de presentar alDr Bunge como el mensajero del positivismo científico, intolerante e inadvertido en Europa, deja entrever la suspensión del debate epistemológico y ético (que es el que debería primar en estos casos) para ofrecernos el disentimiento ideologico y rotular al hombre, tal cual distingue, por ejemplo a los candidatos a la presidencia de la Republica que figuran en las encuestas en el casillero no sabeno opina pero que busca con frenesí debatir con los presidenciables, por si acaso.
Y pensar que los “Nuevos mensajeros del Totalitarismo”(Diario La Repubica” 14 de Julio 1996) ensayo escrito por el Filosofo francés estuve a punto de tenerlo como supuesto. El 1 de Agosto de 1996 en el mismo diario, el descendiente de Voltaire (tal como el lo sostiene) manifiesta ¿Pelearan los seguidores de Bungepara que los burdos hermenéuticos como nosotros puedan seguir dictando clases, o aplicaran el decálogo de su profeta?
Moraleja: Ten en cuenta que por algo será que uno tiene dos orejas y una sola boca.
El atractivo de las convicciones del Dr Bunge es que aun la idea mas desesperada lleva en si algo de esa certidumbre de lo pensado, de la contemplación radical y que tiene el coraje de avanzar sinmascara alguna. Su honestidad intelectual es por desdicha infrecuente en nuestros medios abarrotados de estrategas zorrunos y ladinos tácticos, maestros en el oportunismo y la maniobra efectista que mas que intelectuales parecen ajedrecistas en el arte de mover con imprudencia o sin ella ( no importa perder) las fichas en el tablero de su carrera profesional.
Aun asi, la tendencia de occidente poridentificar a la racionalidad con una cierta lógica del pensamiento científico es que la que defiende el Dr Bunge ha excluido otras formas de racionalidad y que sin embargo puede tener la misma o igual pretensión de verdad.
La conciencia histórica es una de estas posibilidades como afirma el Dr Miguel Giusti (Diferente razón Nro 3 Lima Enero de 1992). Que yo sepa no estaba por aquí el nieto deHabermas.
La falta de certeza, la inestabilidad, el azar, la impredictibilidad, la vulnerabilidad, no como defectos del conocimiento sino como ingredientes mismos de la realidad tienen ya carta de ciudadanía. La turbulencia e inrregularidad no son ya elementos perturbadores del conocimiento científico.
Las propias matematicas están en proceso de transformarse, ya se escuchan algunas disonancias ala presuntuosa afirmación lo que no es matematizable no es científico hay en boga nociones tan escandalosas como las del caos premeditado, iteraciones impredictibles, estructuras recursivas, bifurcaciones fractales, toda una comunidad de lenguaje en la que seguro el Dr Olivencia Quiñones tiene mucho que decir con el talento que el sabe hacerlo.
Que no olviden los racionalistas que alguna vez larazón exploto en forma de hongo.
Expresiones vertidas por el Filosofo Aleman Martin Heidegger que el mundo mundea provocaron una fina ironia de Bunge: esas expresiones no tienen traduccion ni en alemán, expresiones vertidas por Bunge y su posición con respecto al lenguaje filosófico merecen algunas reflexiones : con el titulo el Derecho a la Filosofia (28 de Agostro de 1994) advertimos lo...
tracking img