Mario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5292 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bunge, Mario (1989): La Investigación Científica. 2ª ed. Corregida. Barcelona: Ariel. Pp. 919-930.

EXAMEN DE TEORÍAS
Hay varios modelos del universo compatibles con los datos astronómicos de que dispone-mos, datos que son escasos e imprecisos: a tenor de lo que hoy sabemos, el universo puede ser espacialmente finito o infinito, el espacio puede ser curvo o no serlo, etc. En la físicaató-mica y nuclear encontraremos partidarios de una teoría que no dé más información que la suministrada por el experimento, y otros especialistas proponen la introducción de otras construcciones hipotéticas referentes a propiedades inobservables. En meteorología nos encontramos con la opinión de que el tiempo atmosférico es resultado de la interacción de un gran número de factores, por lo que puedendespreciarse variaciones pequeñas de cualquiera de esas variables; pero existe también la opinión contraria de que la atmósfera es un sistema inestable, de tal modo que cualquier pequeño factor puede, por ejemplo, desencadenar la lluvia. En biología se dan dos clases de teorías de la mortalidad: las que suponen que el lapso de la vida del individuo está genéticamente determinado y las que sostienenque la muerte es el resultado de una larga secuencia acumulativa de pequeñas lesiones; y así sucesivamente. Difícilmente habrá algún campo científico en el que domine sin discusión una teoría importante o, por lo menos, en el que no sean concebibles otras teorías rivales. Y esa rivalidad será una fuente de progreso mientras algunas de esas teorías no se institucionalicen en escuelas dogmáticas, aimitación de las filosofías de escuela.
Dos teorías científicas pueden considerarse rivales si tratan de modo diferente el mis-mo tema o sistema de problemas (mismidad aproximada). Si, además, dan de sí práctica-mente las mismas consecuencias o proyecciones contrastables, se dice que las dos teorías son empíricamente equivalentes, por mucho que difieran conceptualmente. Las teoríasempíricamente equivalentes no tienen por qué ser recíprocamente compatibles como lo son las varias representaciones cartográficas del globo terrestre: si fueran compatibles, no serían más que formulaciones diferentes de la misma teoría, o sea, serían también conceptualmen-te equivalentes. Las teorías que son empíricamente equivalentes pero conceptualmente in-equivalentes pueden construirse casi a voluntad.Así, por ejemplo, toda teoría física en la que se presente el concepto de longitud presupone alguna geometría métrica, generalmente la euclídea. Es posible aproximarse al espacio plano retratado por ésta por medio de infinitos espacios curvos tratados como otras tantas geometrías riemannianas: para curvaturas pe-queñas o para volúmenes pequeños no habrá diferencias empíricamente registrables entrelas correspondientes teorías físicas, lo que quiere decir que, en esas condiciones, todas ellas serán empíricamente equivalentes. En todo caso, las discusiones sobre teorías empíricamente equivalentes suelen ser las más vacías, algo así como las luchas entre sectas de una misma religión: en los dos casos se trata de salvar el mismo conjunto de individuos.
La experiencia es de mucho peso, y acasodecisiva, en un punto, la estimación de te-orías empíricamente inequivalentes. Pero ¿cómo proceder en presencia de dos o más teor-ías empíricamente equivalentes? Una conducta posible consiste en esperar y ver más evi-dencia empírica: si las teorías son realmente diferentes, si no son meramente dos modos equivalentes de decir lo mismo, puede presentarse una situación en la cual al menos una de lasdos quede descalificada. Pero no bastará con eso: el partidario de la teoría más defec-tuosa empíricamente puede recurrir a reforzarla retocando alguno de sus supuestos iniciales o introduciendo hipótesis ad hoc para salvar aquéllas (cfr. Secc. 5.8). Y como este proceso puede continuarse indefinidamente, parece necesario apelar a alguna batería de contrastaciones no-empíricas, o sea, a...
tracking img