Marketing politico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 73 (18137 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO I

El tema de la representación es particularmente complejo, y difícil de presentar de una manera abreviada y sencilla. Esto se debe a que la palabra designa ideas superpuestas, y a veces divergentes. Sobre los distintos conceptos actúan, además, diferentes doctrinas políticas, lo cual genera pocas unanimidades y muchos equívocos. El concepto de representación es, sin embargo,esencial al tratamiento de las funciones sociales y políticas del parlamento. El parlamento en particular, y las asambleas políticas en general, son consideradas las estructuras idóneas y legítimas de representación política. Esta interesante unanimidad trasciende las reglas impuestas por los diferentes tipos de regímenes políticos. Aún en los regímenes autoritarios, que han suprimido a título expreso lainstitución parlamentaria, existe el cuidado y la pretensión de legitimarse a través de una asamblea política, como ocurrió en el Uruguay, con el Consejo de Estado, entre los años 1973 y 1985. Esta circunstancia señala que la representación es un atributo esencial al mantenimiento de todo régimen, que está vinculado estrechamente con el concepto de legitimidad, y que puede desvincularse, incluso,de las técnicas electivas que identifican a la democracia. Representar quiere decir, de manera etimológica, presentar de nuevo, y, por extensión, hacer presente a algo o alguien que no está presente. A partir de aquí, sin embargo, los conceptos de representación empiezan a hacerse divergentes, según tres acepciones distintas. La primera se relaciona con mandato. Como un abogado que representa aun cliente. Así puede suponerse que un representante nacional tiene cierto mandato de su "cliente", es decir de su votante, y que defenderá, en el ámbito parlamentario, los intereses de éste. La segunda acepción se relaciona con representatividad. Es decir con una perspectiva

sociológica que, a la manera de una muestra construida para una encuesta de opinión, pone el acento en la identidadrepresentante-representado, en términos de clase social, sexo, edad, profesión, etc. Por último existe un concepto de representación que es más estrictamente político, y que toma la representación en términos de responsabilidad frente a los representados. Estas tres formas de representación están, muy frecuentemente, confundidas. Consideramos esencial, para la valorización de la democracia, poner elacento en la responsabilidad, es decir en la preeminencia de la representación política sobre las demás representaciones. En la realidad, y siendo la política un universo de imágenes y de percepciones, también es importante que los otros tipos de representación apoyen, o estén en armonía, con la representación política. Es indudable que un parlamento será mejor percibido si tiene un porcentaje demujeres representantes comparable al porcentaje de mujeres que hay en la sociedad. Otro tanto ocurre con los jóvenes y con la edad promedio de los parlamentarios. Por último, es importante que los diferentes grupos de interés encuentren canales abiertos en el parlamento, para plantear sus reivindicaciones sectoriales. La supremacía de la representación política fue el resultado de una largaacumulación histórica. La Revolución Francesa marcó un punto de corte, que dejaba atrás la representación medieval, de tipo corporativo. La constitución francesa de 1791 declaraba que "los representantes nombrados por las circunscripciones no representan a una circunscripción particular, sino a la nación entera". La constitución uruguaya recoge esta tradición y señala que la soberanía radica en lanación.

La elección de los representantes. Sistema electoral y representación.

El sistema electoral uruguayo se caracterizó, en el siglo veinte, por un anclaje firme en el sistema de escrutinio proporcional integral. La representación proporcional se convirtió en un mito político, especialmente en el Partido Nacional. Las guerras civiles de fines del siglo diecinueve, y de principios del veinte,...
tracking img