Marketing

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SI TODO ES HERENCIA, ¿QUÉ QUEDA DE LO ADQUIRIDO?
El estudio de la genética aporta grandes beneficios para la medicina, el conocimiento y la vida. Su estudio ha cambiado al mundo, y sus ventajas ineludibles, como los avances numerosos para la cura de varias enfermedades, representan un progreso enorme para la humanidad y para la ciencia.
Dentro de la complejidad de la investigación genéticasurge una problemática de contexto ético, legal, social y práctico cuando hablamos de la genética en general, y hablando de la genética y su influencia en el comportamiento humano, el asunto se torna igualmente contestatario.
Antes del auge de la genética, lo adquirido determinaba la violencia entre los seres, pero ahora la genética parece destruir este principio. En el caso de la violencia, losdefensores de lo adquirido, como los sociólogos o los psicólogos, defienden el principio de que un medio favorable puede invertir el proceso hereditario.
En el caso de hijos de padres agresivos, si les damos a estos niños algunos años de calma con cuidados maternos y actividad social apaciguada ¿no lograremos transformar su herencia agresiva?, ¿no ganaría la cultura sobre la naturaleza?
Lainmensa mayoría de nosotros llegamos al mundo siendo inocentes, luego experimentamos el mal y creamos las defensas o anticuerpos de la desconfianza, la dureza, la malicia, la lejanía, el sarcasmo, el disimulo, etc. ¿Existe entonces un destino genético que determina nuestras opciones afectivas y psicológicas? Si nuestra agresividad, nuestra homosexualidad, nuestras depresiones y muchas de nuestrasrespuestas emocionales son debidas a nuestra herencia genética, qué queda entonces de lo adquirido, de las circunstancias externas, del ambiente social, de la época histórica, del ambiente cultural. ¿La historia familiar e individual sale sobrando en nuestra complejidad?
Desde el descubrimiento de las leyes de la herencia realizado por el cura Gregory Mendel en 1866, hasta la reciente secuenciaciónde lo esencial del genoma en el año de 2003, aunado a los descubrimientos de los riesgos genéticos a múltiples enfermedades y las predisposiciones genéticas del comportamiento, ha habido hasta hoy un largo camino recorrido y se ha abierto la compuerta del estudio y la investigación masiva de la influencia de la genética en nuestras vidas. Múltiples participantes de este torrente de ciencia hanvisto en la genética un enorme potencial para negociar con información que se utiliza de forma irresponsable y determinista.
Antes, la idea de que existía en cada individuo una parte de herencia más o menos idéntica era la base fundamental para construir la diversidad de los seres humanos dependiendo de las circunstancias de la vida. La educación, el medio social y la libertad humana ocupaban unlugar preponderante en las diferencias de cada persona. Hoy en día los biólogos revisan esta visión, y la parte de la herencia adquiere un lugar predominante sobre la parte adquirida. La parte de la historia parece quedar reducida, y el origen genético de nuestras actitudes cotidianas y de nuestras opciones afectivas o psicológicas redunda muchas veces en estar determinado más allá de nuestrosestilos de vida.
Las investigaciones consagradas a los orígenes de la homosexualidad, la agresividad, el alcoholismo, la violencia y la esquizofrenia, parecen caer en un campo de determinismo genético donde quedan casi desplazadas las circunstancias como el maltrato, la sociedad, el medio cultural, etc.
En diciembre de 1991, dos sabios americanos de nombre Michael Bailey y Richard Pillardafirmaron tener la prueba irrefutable e indiscutible del carácter hereditario de la homosexualidad. Compararon grupos de hombres gemelos idénticos y gemelos fraternos. En cada grupo, al menos un gemelo fue homosexual. Entre los gemelos idénticos, 52% fueron ambos homosexuales, mientras que entre los gemelos fraternos, 22% comparten la orientación homosexual. Pillard y Bailey sugirieron que la...
tracking img