Martín fierro en libros de borges

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2009 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“MARTÍN FIERRO” COMO CATALIZADOR en “EL FIN”, “EL SUR” y
“BIOGRAFÍA DE TADEO ISIDORO CRUZ”
de Jorge Luis Borges

En el presente trabajo se intenta hacer una lectura intertextual entre tres textos de Borges (“El Fin”, “El Sur” y “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz”) y un clásico de la literatura argentina: “Martín Fierro”. Estamos frente al texto como palimpsesto aunque nos referiremos a estetema argumentando que el último libro mencionado, en la obra de Borges funciona como “catalizador” ya que produce una reacción en su lectura y propicia nuevas escrituras. Del mismo modo, para muchos lectores y escritores la obra de Borges es también un catalizador. Piglia (1) postula en “El último lector“ que quizá la mayor enseñanza de Borges sea la certeza de que la ficción no depende sólo dequien la construye sino también de quien la lee. “De El Sur, que es acaso mi mejor cuento, básteme decir que es posible leerlo como directa narración de hechos novelescos y también de otro modo”. (2) Esta posibilidad creativa es explicitada por Borges en “El Sur”, donde invita al lector a hacer uso de esa práctica, al tiempo que sugiere alguna pauta al manifestar su preferencia hacia esta obrapor los muchos rasgos autobiográficos y por la combinación de varios de sus temas

(1) www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/.../4-21997-2011-06-14.
Fecha de consulta: 11/11/2011.-

(2) Jorge Luis Borges. Obras Completas 5. Bs. As. Ed. Sudamericana 2011:100

favoritos: el sueño, el destino, el tiempo y la muerte.(3) Leemos que Dhalmann, personaje principal de “El Sur” (en ladiscordia de sus dos linajes elige su antepasado de muerte romántica) lleva una vida monótona y poco heroica como secretario de una biblioteca municipal. Podemos suponer que, como un modo de encuentro entre esos dos aspectos suyos, sueña (o delira, producto de la fiebre) como hubiera querido que sucediera en la vigilia. Los sueños permiten una configuración particular entre mundo real y mundoficticio haciendo muy verosímiles los acontecimientos, para el lector. Una muerte absurda, en un sanatorio, es magníficamente reivindicada por esa otra realidad, no menos real, que ocurre en un lugar diferente al mundo cotidiano y tangible. En esa realidad de los sueños, Dahlmann, que se sentía auténticamente argentino, argentinizado también por la influencia del gaucho a través de la lectura delMartín Fierro, tuvo la oportunidad de batirse a duelo porque “si hubiera podido elegir su muerte ésta es la muerte que hubiera elegido o soñado” (4). En esa muerte soñada y elegida, o aceptada, el destino se impone “a cielo abierto” después de renunciar a ser un hombre de libros.

Pero no nos permitimos celebrar haber descifrado la forma de leer y entender El Sur; volvemos a decepcionarnos alcaer en cuenta de que esta mirada es realista y que nada tiene que ver con la forma habitual en que Borges escribe ficciones. De todas maneras también es realista suponer que Dahlmann se curó y efectivamente hizo el viaje hacia el sur, donde todo lo relatado simplemente es una crónica ordenada y lineal. ¿Eso significa que hay una tercera lectura o quizá más?. El juego

(3) Datos autobiográficos:Borges estuvo enfermo de septicemia, igual que el personaje, Dahlmann. También uno y otro fueron empleados en una biblioteca municipal. Podemos inferir otros paralelismos con el personaje de El Sur y el autor a partir de las lecturas de declaraciones autobiográficas de Jorge Luis Borges: La discordia de los dos linajes, el sentimiento de argentinidad, las lecturas de el Martín Fierro y el corajede ciertas músicas (presuntamente el tango) que fomentan el “criollismo voluntario” en uno y otro, el carácter lector de ambos (Dahlmann se presenta leyendo Las Mil y una Noches).

(4) Jorge Luis Borges. Op Cit. Pág. 173
usual de Borges entre la realidad y la ficción nos introduce en un laberinto y en su concepción de la realidad como alucinación.

En “El Fin”, con una mirada...
tracking img