Marti y hostos por el equilibrio continental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Yo puedo y debo servir a la humanidad, que es más grande que la patria”

Eugenio Ma. de Hostos

Hostos y Martí por el equilibrio continental

Dr. Yoel Cordoví Núñez
Investigador Instituto de Historia de Cuba

Advertir la afinidad de criterios en el pensamiento antillanista del puertorriqueño Eugenio María de Hostos y del cubano José Martí, podría parecer un lugar común. Sin embargo,si bien investigadores y estudiosos del quehacer y pensamiento martianos durante décadas han revelado el verdadero alcance de su proyecto revolucionario, no sucede así con las aproximaciones al ideario político hostoniano, más sistematizado en su dimensión pedagógica, sin la correspondiente integración de los elementos que conforman su pensamiento.
El presente trabajo pretende acercarse altratamiento del tema antillano por ambos pensadores, particularmente a la definición que ambos construyen acerca del papel de las Antillas en el “equilibrio” continental y mundial.
Las afinidades son evidentes, aún cuando en esta convergencia los derroteros no hayan sido los mismos en su inicio. “En la formulación política de su antillanismo –decía la investigadora española María Dolores González alreferirse a Hostos- evolucionó desde un reformismo autonomista al independentismo más radical.”[1]
En una primera etapa de su pensamiento, la influencia de los círculos de debates españoles, abanderados de la ideología liberal republicana y la filosofía y el ambiente krausista de la época, condicionaron en el joven puertorriqueño posiciones definidas a favor de la Confederación antillana enlos marcos de la hispanidad. O sea, la liberación de la Metrópoli del sistema monárquico como inicio de las transformaciones liberales que automáticamente debían operarse en las colonias de ultramar para, finalmente, integrarse ambas partes dentro de un sistema de gobierno confederado.
Hostos, al igual que Martí, nació en un enclave colonial, pero a diferencia del cubano vivió en España entre1851 y 1869, es decir, llegó dos años antes de que naciera Martí y abandonó la península también dos años antes de que llegara el joven cubano, víctima de su primer destierro. La etapa de formación de la personalidad hostoniana transcurre en España entre los 12 y 30 años de edad, y sus referentes políticos y culturales están muy ligados a los círculos intelectuales liberales que giraban en torno alAteneo de Madrid y la SEAP. No sucedió así en el caso de José Martí, quien vivió y sufrió su niñez y primera juventud en Cuba; su toma de partido a favor de la independencia fue inmediata
Sin embargo, existían elementos que condicionaron el acercamiento político entre ambos pensadores. En primer lugar, la temprana identificación de Eugenio María de Hostos con la independencia de Cuba y laconsecuente ruptura con sus propuestas autonómicas. La revolución septembrista en España, en 1868, marcó el inicio de una segunda etapa definitoria en el antillanismo hostoniano. Las esperanzas se desvanecieron y de las contradicciones entre el cambio liberal en la metrópoli y la continuidad del absolutismo en sus colonias surgieron las dudas en muchos que, como Hostos, confiaban en la llegada de larepública a la península: “¿Con qué derecho exige acatamiento una revolución que declara el derecho de emancipación contra el despotismo? –preguntaba Hostos- Si España se emancipa de un despotismo personal, ¿por qué exige sumisión al despotismo nacional?”[2]
La ruptura del intelectual con los republicanos españoles y su vinculación, al año siguiente, a los trabajos de los representantes de laRepública de Cuba en Armas en el exterior, puso fin a su prioridad de cambio en la metrópoli. Desde entonces, la independencia se Cuba se convertiría en el centro de su concepción confederativa. De ello daba fe Hostos en su obra Mi viaje al Sur:
... no siendo cubano, hasta mis deberes inmediatos para con Puerto Rico había pospuesto a mi deseo de servir a Cuba. Pero también era verdad que, en...
tracking img