Martinez de rozas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2699 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
11.

JUAN MARTINEZ DE ROZAS.
nAl señor Rozas se le aclamó (vocal de la primera Junta gubernativa) porque en esle sabio i acreditado ma,jistrado ,se miraba la piedra fundamental sobre cuya base debia elevarse el á r h l majestuoso de la libertad de Chi1e.a (Nemoria de los hechos mas notables de l retiokucion de Ch1a le, por el jeneral don Bernnrdo O'Higgins. d.1. S. cap. t
.O)

rEl Dr.Robas murió de pesadumbre i en él perdió la patria uno de sus mejores Iiijos, que siempre debe recordar agradecida.n

(íd. id, c a p 5.")

,

toria de la revoliicion hispano-americana. Operada en SII totalidad por jóvenes audaces que siipieron manifestar enerjia en el consejo i coraje ein el campo de batalla, tuvo en Chile el maS firme apoyo en 511 primer períoIdo i el primer defensor de susprincipios, en urr'anciano qiie mira.hacon de:sprecio las preocupaciones i h5bitos de la sociedad en qiie se formara, i qhe, apoyado en su prestijio i en s u jenio, supo dirijirla por algiin Nació e'1Dr. don Juan Martinez de Rozas en la ciudad do Mendoza, capital de la dilatada provincia de cuyo en J 759, esto es, diez i siete años Sntes que €me ádjiidicada al virreinato de Buenos-Aires. Eran suspadres don Juan Mariinez de Soto i Rozas i doña Maria Prudencia Correa i Yillegas, distingiiidos ánnbos por siis relaciones de familia. Aquel, natural de u n villorrio del
' 2

OCAS figiiras mas interesantes que la del Dr.Rozas presei-itala his-

tiempo.

1

G

l

GALERIA NACIONAL.

ohispado de Biirgos en España, obtuvo en la ciudad de Mendoza los empleos de Maestre de campo jeneralde milicias, oficial real, alcalde ordinario, prociirador jeneral, protector de los naturales, superintendente de obras públicas i de la pohlacion del valle de Uco. La familia de su madre contaba entre SUA ascendientes a los conquistadores Juan Villegas, Jerónimo de Alclerete i Aionso de Reinoso. Niño aun, tiivo el seiíor Rozas que separarse de siis padres para pasar al famoso colejio de Monserratede Córdova a cursar filosofía i teolojia i del cual no salió sino en I 780 para venir a Santiago de Chile a estudiar en la universidad de San Felipe la jurisprudencia civil i canónica. En el añofsigiiiente se le confirió el grado de bachiller en ámbas faciiltades. Distinguia a Rozas cierta ambicion de gloria i honores que lo impulsaba a contraerse con mayor empeño al estiidio: apénas hal-liaobtenido el grado de bachiller, se opuso a la cátedra, pasantia como eniónces se llamaba, de filosofía del colejio real de San Cárlos, i laobtiivopor unanimidad devotos. En su desempeño, qiie duró tres años, dictó a siis discípulos iin curso completo de aquella ciencia, desechando los textos adoptadas hasta entónces, i otro de física ercperimental, que jamas se habia enseñado en Chile ; pdro habiendoobtenido en otra oposicion la cátedra de leyes del mismo colejio, dejó aquella por esta, la cual ocupó hasta el año de I 787. Diirante este misino tiempo fué miembro i secretario de la academia de leyes i práctica forense, hizo dos oposiciones de mérito en las cátedras de decreto i prima de leyes en la real universidad de San Felipe, se recibió de abogado de la real audiencia en 7 de setiembre de1784, sirvió todo el año siguiente el cargo de ahogado de pobres, i en I 786 se graduó de doctor en cánones i leyes, despiies de las rigorosas pruebas que se exijian para conceder esta condecoracion. Pero Rozas no hahia descuidado el estudio del derecho ~)‘íblicoque en su juicio valia mqs que la teolojía i los cinones : a fuerza de contraccion consiguió tradiicir regiilarmente el francec i leer eneste idioma, desconocido en la colonia, las nuevas teorias de Rousseaii i Montesquieu. Dotado de una gran penetracion, él habia podido preveer las consecuencias de ciertos heyhos, .i captarse la admiracion de cuantos lo conocian. Con tales antecedentes, Rozas atrajo sobre sí las miradas del capitan jeneral don Ambrosio de Benavides, quien halló bien pronto una favorable ocasion de ocuparlo con...
tracking img