Martires de uruapan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1264 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Plaza de los Mártires y el Mercado de Antojitos

[pic]

La plaza de los Mártires, en el corazón de la ciudad, se alzó en el año de 1893 para rendir homenaje a los Mártires de Uruapan, cinco republicanos  caídos por el Imperio el 21 de octubre de 1865. Frente a esta plaza encontramos el tradicional Mercado de Antojitos, donde podemos encontrar los platillos típicos de la región a precios muyaccesibles.

Monumento a los Martires de Uruapan.

Es un obelisco construido en mármol de aproximadamente 5 mts de altura en el que se tiene en la cara oriental el busto en bronce del Coronel Jesús Díaz Ruíz sobre una repisa de mármol y en el lado occidental y el busto del Teniente Coronel Juan González.

El 21 de Octubre de 1891 se puso la primera piedra para la construcción de monumento alos Mártires de Uruapan.

el 21 de Octubre de 1893 en memoria de los que dieron su vida por el México independiente se inauguró el Monumento.

A las 6:00 de la mañana del 21 de octubre de 1865 fueron traídos a esta misma plaza los señores General José Maria Arteaga, General Carlos Salazar, Coronel Jesús Díaz Ruíz, Coronel Trinidad Villa Gómez y Capitán Juan González, quienes fueron fusiladospor un pelotón de las fuerzas conservadoras.

El fusilamiento, sin previo juicio, ocurre al amparo del decreto expedido por Maximiliano el 3 de octubre de 1865, para fusilar de inmediato a los que pertenecieran a bandas o reuniones armadas.

Los "Mártires de Uruapan" cedieron sus vidas en la lucha por la defensa de sus ideales y sus principios más caros: el amor a la Independencia y a laautonomía de la Nación Mexicana.

El 22 de octubre de 1865 fueron fusilados en Uruapan, Michoacán, los generales José María Arteaga y Carlos Salazar, los coroneles José Trinidad Villagómez y Jesús Díaz Paracho y el capitán Juan González, héroes nacionales a los que se les pasa lista de presente en el ejército nacional y a los que recordamos como los “mártires de Uruapan”.

El general Arteaga, almomento de su muerte, era general en jefe del Ejército Republicano del Centro: él conducía, en último término, la campaña guerrillera que en los estados de Michoacán, Jalisco, México y Guanajuato mantenía siempre ocupado al ejército invasor francés y a sus aliados mexicanos, haciendo saber al imperio de Maximiliano, fundado por la fuerza, el espíritu nacionalista y republicano del pueblo de México.Eran muchos y muy renombrados los capitanes guerrilleros que actuaban en distintas regiones a las órdenes de Arteaga: el general Vicente Riva Palacio y el coronel Nicolás Romero, prototipo del chinaco, mantenían viva la llama de la libertad en Zitácuaro y el oriente del Estado de México. El general Manuel García Pueblita no se cansaba de hostigar al invasor en las sierras de Guanajuato. El bravogeneral Salazar y el valiente hidalgo vizcaíno Nicolás de Régules cruzaban Michoacán de lado a lado sin dar tregua al invasor y muchos patriotas más, que luchaban sin descanso, reconocían al general Arteaga como su jefe militar y al distante gobierno de Benito Juárez como la única autoridad legítima del país y símbolo de la defensa de nuestra soberanía.

Una y otra vez las guerrillas mexicanaseran vencidas, y una y otra vez sus jefes volvían a levantarse y a hacer caer al enemigo en emboscadas sin fin, demostrándoles que sólo eran dueños del terreno que pisaban.

Los éxitos crecientes de la lucha guerrillera a lo largo de 1864 y 1865 convencieron a Arteaga de pasar a la guerra regular, por lo que reunió en Tacámbaro, Michoacán, a los mayores contingentes del Ejército del Centro. Sinembargo, enfrentados en formal combate con una fuerte división francesa, el ejército se hizo humo y los supervivientes huyeron por rumbos distintos. Riva Palacio y Régules lograron reunir a sus contingentes y a otras guerrillas, pero Arteaga y Salazar fueron aprehendidos por los imperialistas y, conducidos a Uruapan, fusilados por órdenes directas del emperador Maximiliano.

Pero si los...
tracking img