Marxismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15437 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Marxismo, estructuralismo y materialismo vulgar∗
Jonathan Friedman
Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales - París Los principales argumentos de este artículo fueron concebidos en un contexto polémico1 que he decidido dejar en gran medida intacto, principalmente como una respuesta necesaria a la polémica ya existente en el otro bando (Harris 1968). La presentación más bien esquemática, yla reducción de demasiadas cuestiones a unos cuantos temas, han sido emprendidas con el fin de enfatizar varios problemas que considero cruciales para el futuro de la antropología.

I El reciente diálogo en París entre estructuralismo y marxismo ha llevado a la incorporación de elementos importantes del análisis estructuralista a un enfoque marxista más sofisticado, basado en el “modelo”desarrollado en los Grundrisse (1907) y El capital. Diametralmente opuesto a éste es el que he elegido llamar materialismo vulgar, en vista de sus filiaciones intelectuales con formas más viejas del materialismo mecanicista. Dicho enfoque incluye a la antropología ecológica de Vadya, Rappaport y otros y, de un modo más obvio, al materialismo cultural adoptado más recientemente por Marvin Harris. A pesarde que Harris reclama a Marx como ancestro, debería quedar claro que esto es un parentesco meramente ficticio, basado en un serio malentendido de lo que Marx intentaba realizar. El nuevo materialismo mecanicista se desarrolló como una reacción completamente comprensible a la preocupación casi exclusiva por la ideología y la semántica que ha llegado a dominar gran parte de la antropología. Perocomo la reacción fue más visceral que reflexiva, produjo el simple reflejo del idealismo cultural. Aquellos que en esto encuentren un sorprendente paralelismo histórico deben tener cuidado. Propiamente hablando, fue Feuerbach (1957) –y no Marx– quien dio la vuelta a los resultados de Hegel.a Harris parece
El original inglés fue publicado como: Friedman, Jonathan, 1974. Marxism, structuralism andvulgar materialism, en Man, vol. 9, núm. 3, pp. 444-469. La presente traducción de José Luis Lezama N., Universidad Autónoma Metropolitana – Iztapalapa fue publicada, con el conocimiento del autor, en la revista estudiantil bRiCoLaGe, 2003: 3, 49-68, con la siguiente nota del traductor: Agradezco a todos aquellos que me ayudaron con la traducción de este artículo, pero en particular al Dr. LeonardoTyrtania por sus sugerencias, derivadas de la revisión crítica que efectuó sobre el borrador. Desde luego, para continuar con el ritual discursivo del agradecimiento asumo toda la responsabilidad de la presente traducción. He optado por incluir entre corchetes el término original en inglés en casos que –por razones heterogéneas– consideré pertinente hacerlo. He dejado en inglés los conceptos de lateoría de sistemas, pues juzgo que al verterlos al español pierden su connotación técnica; además, muchos de ellos se han vuelto anglicismos. Con letras he introducido algunas notas en el corpus del texto que, espero, sirvan para aclarar algunas ideas, por supuesto, no he podido ser exhaustivo. No está de más informar que Jonathan Friedman estaba adscrito al University College, Londres en elmomento en que se publicó el artículo. La página en Internet dedicada a su obra es .


1

reconocerlo, pero en términos de su cosmovisión dualista que divide a todas las teorías entre materialismo e idealismo, Marx deviene un ecléctico cuyo error fue “encadenar al materialismo cultural a los espectros de la dialéctica de Hegel” (Harris 1968: 3). No se puede culpar completamente a Harris poresta visión mal enfocada, dado que está enraizada en una vieja tradición que tiene como complemento a la igualmente falsa visión hegeliana. Así como ésta nunca aceptó las dificultades del último Marx, Harris, al tiempo que ignoraba totalmente El capital, removería sencillamente la dialéctica del primer Marx. El materialismo vulgar le da la vuelta a Hegel, pero preserva las relaciones entre mente y...
tracking img