Mas que un campeon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 547 (136644 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo I

Sacudir la cabeza no es suficiente

La lluvia azotaba las ventanas de un lujoso vestidor, lleno de casilleros y pequeños bancos. En las paredes, numerosos cuadros con fotografías de jugadores famosos que ya se habían retirado y algunos que todavía daban el todo por el todo a su selección, además de las túnicas tendidas en los percheros y las escobas apoyadas en cualquieresquina, chorreando agua, luego de un partido extenuante y algo decepcionante.

Se observaba a un muchacho sentado en un uno de los bancos, no había nadie mas allí, todavía vestido con su túnica escarlata, los zapatos enlodados, el rostro mojado y con gotas que bajaban por sus cejas espesas y su barba rala. Alguien abrió la puerta, pero decidió no voltear, con una mirada fugaz y por elrabillo del ojo vio que era Sam y le agradeció sin decírselo que cerrara la puerta y no le hiciera preguntas. Coloco sus codos en las rodillas y bajó la cabeza, con el ceño fruncido, pensaba…la decepción y la rabia hacia si mismo lo envolvía y no sabia como lidiar con eso, nunca se había dado aires de grandeza, no se creía el mejor de todos los tiempos, pero el quiddicht era su vida y no podía permitirque un mal momento le quitara lo que había logrado con tanto esfuerzo, no le importaba la fama, ni el dinero, ni las chicas que podía conseguir, él ya estaba enamorado ¡ay, tan enamorado! Pero no…no era momento de pensar en eso, ahora se dedicaría a mejorar, a recuperar su esencia, no por magia había llevado a Bulgaria a la final de los Mundiales con solo 18 años y considerado el Buscadorrevelación de la temporada pasada, así no hubiesen ganado, él había conseguido que el mundo se fijara en él y ahora que su sueño empezaba a cumplirse no iba a rendirse. Se levanto del banco y tomo la cremallera de la túnica para deshacerse de sus ropas mojadas y cambiarlas por otras y se detuvo cuando el capitán del equipo se acerco a él.

-Viktor… ¿Qué sucede? – le pregunto Dimitrov.

Él,ceñudo, lo miro y respondió:

-Nada… ¿Por qué?

-Bueno, me tranquiliza un poco que me digas esto, pero te veo desanimado y pues…jugaste pésimo.

-Si, lo se – y en un arrebato de enojo se quito la túnica con un movimiento brusco – pero estoy bien, les pido disculpas, es cierto que jugué fatal, pero no volverá a pasar, ya tengo todo resuelto.

-Espero que así sea – le dijo, colocándole una manosobre el hombro desnudo – no somos lo mismo sin ti.

Dimitrov se alejo y Viktor se sentía aun peor ¿Qué sucedía? ¿Por que se sentía así? ¿Qué estaba pasando con él y por que jugaba tan mal? ¿Había algo que podía hacer para sentirse mejor? ¿Para sentirse feliz? Y un recuerdo lo golpeó como una fuerte ráfaga de viento: una hermosa muchacha bajaba las escaleras de un vestíbulo con un vestidomorado con muchos vuelos, ella tenía un rostro precioso y estaba impecablemente peinada, caminaba hacia él, le extendió la mano, ella se la dio y él la beso.

-Hermione – susurró, casi sin darse cuenta de que lo había dicho en voz alta, por suerte no había nadie cerca.

Se quedo unos minutos consternado, pensando en ella, en donde estaría y lo que estaría haciendo, en la ultima carta que leenvió y en su característica firma que tanto lo emociona “Besos de, Hermione” en esa pulcra y estilizada caligrafía. Quería verla, hacia mucho que no lo hacia y hoy mas que nunca su corazón la extrañaba, se preguntaba cuando volvería a encontrarla, si seria posible que ella sintiera lo mismo que él, pero lo dudaba tanto. Se había puesto la ropa casi sin darse cuenta, se miro al espejo y su reflejo ledevolvía una mirada de tristeza, con una lagrima rodando por su mejilla aun cuando el no estaba llorando.

-¿Serás mía, Hermione?- susurro de nuevo a su reflejo.

Y luego sacudió la cabeza, tratando de alejar sus pensamientos, se echo la mochila al hombro y con un movimiento de la varita, apago las luces y cerro la puerta con cerrojo, miro a ambos lados y no vio a nadie en el...
tracking img