Materials

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1111 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ahora mismo me encontraba en el camerino, mirándome frente al lujoso espejo que había, mientras observaba mi pálida y enferma cara. Quería que todo esto terminara ya, de una vez por todas. Ya intenté retirarme hace un par de años, pero fue imposible. Estaba cansado, destrozado, tan física como psicológicamente. Ya llevaba demasiados años con este ritmode vida, y mi cuerpo y alma no iban a aguantar por mucho más tiempo.
Saqué de mi bolsillo un pequeño bote, donde guardaba un tipo de las múltiples pastillas que tomaba. En poco me iban a llamar para grabar una de las escenas, así que cogí un par y me las tragué sin más.
Al finalizar el rodaje de las escenas, siempre tenía algo que hacer:que si entrevistas, sesiones de fotos...en fin, todo lo que un actor debe hacer, y más cuando se está preparando una nueva película que tiene que ser un bombazo.
Faltaban pocos días para finalizar la grabación y es entonces cuando iba más ajetreado. En el estudio, como rutina diaria que era, me maquillaron, peinaron y vistieron para la escenadeterminada que tocaba. Entré en el camerino un momento para tomarme las pastillas. Esta vez me tomé una de más, estaba demasiado tenso y las necesitaba para relajarme.
Salí al plató y grabamos, tal como estaba planeado. Pero de repente noté como si me fallaran las piernas y me desplomé en el suelo, creo.

Me desperté, o al menos tuve la sensaciónde hacerlo, en una cama ajena. Abrí los ojos y vi que me encontraba solo en una habitación de aspecto cálido. Estaba muy cansado, apenas notaba mi cuerpo. “Habrán sido las pastillas, seguro. Ya me dijo mi médico que no abusara de ellas, que eran muy fuertes, pero me es imposible, cada día las necesito más y más”, pensé.
Tenía que dejarlo, esta vezsí, o acabaría mal, muy mal.
Pasaron unos minutos y entró una chica vestida con una bata de enfermera. Me dijo que estaba en uno de los mejores hospitales que habían en Estados Unidos, uno privado, reservado para la gente más importante del país. Por otro lado, me comentó lo que me habían hecho: un lavado de estómago y diversas pruebas más.
Encuanto la enfermera revisó que estuviera bien se fue y, seguidamente, entró mi manager.

-¿Se puede saber qué estás haciendo? ¿Me puedes explicar qué es esto? Lo he encontrado en tus pantalones -dijo, mientras me enseñaba el botecito de las pastillas.
-Nada, simples pastillas para el estrés y los nervios -dije, secamente.
-Ya, claro. ¿Y se puede saberqué más te metes? Porque las pruebas que te han hecho no sólo han dado resultado positivo en las pastillas...
-Todo son medicamentos recetados por mi médico, no tienes que hacer nada con ello, es mi vida. Además, te recuerdo que hace un par de años intenté retirarme, pero no me dejaste. Cada vez voy a peor, y es por tu culpa. Así que sinecesito tomar ciertas sustancias para estar bien, las tomaré. Eso sí, te aviso que después de esta película, me retiro; esta vez va en serio, y me da igual lo que opines o pienses.
-Pero...
-No hay peros que valgan. Soy un actor, no tu esclavo. Seré famoso, tendré millones de dólares, millones de fans, una bonita casa y un lujoso coche, de entre otrascosas. Pero tengo 40 años y mírame cómo estoy, demacrado, sin tiempo para mí y sin haber formado una familia, ¿para qué quiero el todo eso si no puedo disfrutarlo?
-Está bien. En fin, mejórate, que en unos días saldrás de aquí recuperado-se despidió y se marchó por donde había venido.
No es que me llevara mal con él, pero siempre era muy...
tracking img