Matricesss

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5051 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Perfiles del movimiento social contemporáneo El conflicto social y político en Bolivia
Las jornadas de septiembre-octubre de 2003
Raúl Prada Alcoreza* *
D oct or en E piste m ol ogí a. Director del Círculo Epistemológico, Un ive rs id a d R e al Po n tif ic ia San Franc isco X avie r de Chuquisac a, Bolivia.

Las jornadas de septiembre-octubre en Bolivia, concentradas en el Altiplano norte yen dos ciudades colindantes, El Alto y la Ciudad de la Paz, aparecen como el resultado de un proceso de acumulación de los movimientos sociales desatados en abril de 2000, y continúan sus cursos propios durante cuatro años (2000-2003). Las significaciones histórico-políticas las podemos encontrar desde dos ángulos diferentes. La significación histórica puede ser evaluada por la relación quetienen estas jornadas con el pasado, la actualización de antiguas luchas, la reivindicación de las víctimas arrojadas al tiempo y sepultadas en el olvido, la densidad que adquiere la memoria en el momento presente. La significación política se puede evaluar por la repercusión que tienen estas jornadas en las estructuras de poder, en los dispositivos y agenciamientos políticos del Estado. El problema delas jornadas de septiembre-octubre, que desafía a su comprensión y conocimiento, se encuentra relacionado con el contenido de sus potencialidades y posibili-

dades, así como con el alcance de sus desenlaces. Estas posibilidades y sus latentes desenlaces, ¿forman parte de un proceso de ruptura con el Estado? ¿Forman parte de la constitución nacional, o de modo diferente anuncian el quiebre dela nación, su diseminación? ¿Constituyen la configuración de una nueva geografía política, compuesta por autonomías? ¿Forman parte de la revolución social, revolución que apunta al trastrocamiento profundo del Estado, la nación y la sociedad?

Una descripción Se llegó a septiembre de 2003 con conflictos sociales sin solución. Los pliegos que se vinieron planteando desde la Guerra del Agua, enabril de 2000, hasta el inicio de las jornadas de septiembre de 2003, con los sucesos de Warisata, Sorata e Ilabaya, quedaron en las rondas de negociaciones y en las mesas de diálogo. Lo que se logró arrancar al gobierno de entonces con la Guerra del Agua, que consiste en la salida de la trasnacional del agua, “Aguas del Tunari”, en la anulación del proyecto de privatización del elemento vital, enla evitación del súbito incremento de las tarifas del agua, quedó a mitad de camino en la medida que la Coordinadora del Agua no logró convertirse en una empresa autogestionaria. Terminó administrando modestamente la antigua dependencia estatal, Servicio Municipal de Agua Potable (SEMAPA), institución restringida en proyectos y recursos para atender las necesidades del campo y de la ciudad encuanto al líquido elemento. El añorado proyecto de Misicuni, que atendería en tres etapas la demanda del agua del departamento de Cochabamba, no acaba de materializar ni siquiera su primera etapa. En cierto sentido se puede notar una latente frustración al respecto. El gran esfuerzo social llevado acabo en la Guerra del Agua no cristalizó todavía en una autodeterminación y en una autogestión social.Han transcurrido cuatro años desde la Guerra del Agua hasta la Guerra del Gas. El epicentro del conflicto se ha traslado de la ciudad del Valle, Cochabamba, a las ciudades de El Alto y de La Paz, siendo la primera el motor del conflicto desatado en octubre y la segunda el escenario donde se dirime la correlación de fuerzas del campo político. En el transcurso de este intervalo se sucedieron dosasonadas sociales en tres de las cuatro grandes urbes del llamado eje central, Cochabamba, El Alto y La Paz. La ciudad de Santa Cruz no quedó al margen del conflicto social. Fue lugar de resonancia de las luchas sociales desatadas en el occidente boliviano. Obviamente no estuvo al margen de los conflictos locales. Estos se dieron en el tamaño de su localismo, como el repetido conflicto relativo a la...
tracking img