Matromonio y prostitución.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“MATRIMONIO Y PROSTITUCIÓN”
En este trabajo se intentarán analizar tanto el matrimonio como la prostitución (me centraré algo más en esta última), las diferentes posturas que hay ante cada una de ellas, cual es el papel de la mujer y cómo ha evolucionado o no el mismo, la relación que puede haber entre ambas… es decir intentaré dar una visión general de ambas instituciones.
Para empezar decirque tanto el matrimonio como la prostitución son dos de las instituciones más antiguas que se conocen, aunque han ido cambiando y reformulándose a lo largo de la historia, y que en ambas la subordinación de la mujer con respecto al hombre es más implícita que manifiesta (al menos es lo que se trata de hacer mostrar en estos tiempos en los que hay que ser políticamente correctos al menos en ellenguaje que hace referencia a la igualdad de mujeres y hombres), se dice que en un matrimonio la situación, al menos inicial, del marido y de la mujer es de igualdad (no se tratarán aquí los matrimonios entre homosexuales) e incluso hay posturas como se verá más adelante que afirman que también se da una situación de igualdad entre la prostituta y el cliente, o si no de igualdad sí de no explotación,pero ¿es esto cierto?, ¿están las mujeres en situación de igualdad respecto a los hombres en el matrimonio y en la prostitución?, ¿se podrían reformar estas instituciones y hacerlas igualitarias?...

Según la R.A.E. el matrimonio es la “unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales”[1]. Pero detrás de esta unión concertada hay una infinidad de cosas comose puede observar en las siguientes afirmaciones, “el matrimonio es un código de la esclavitud blanca”[2], “hay una clase de matrimonio que aún no se ha intentado, la del contrato entre partes iguales que lleve a una vida de igualdad, con iguales restricciones y privilegios para ambas partes”[3] o “los esposos y las esposas adquieren contractualmente el uso exclusivo de la propiedad sexual de sucompañero”[4], de estas afirmaciones se pueden extraer una serie de temas sobre los que reflexionar, como por ejemplo el carácter esclavista del matrimonio, el matrimonio como contrato o el tipo de exclusividad sexual que se da en el matrimonio.
Por tanto el matrimonio podría verse como un acuerdo mutuo entre un hombre y una mujer para disfrutar de la exclusividad sexual de la otra persona,pero este acuerdo, que muchas veces y en muchas épocas de mutuo tenía más bien poco, conlleva consecuencias muy diferentes para el hombre y para la mujer que lo llevan a cabo. Tradicionalmente el matrimonio se ha visto y ha sido (y sigue siendo en muchas ocasiones) como “el deber del varón a dar manutención a su esposa y el de la esposa de servir a su marido”[5], esto actualmente está empezando acambiar en algunos casos pero todavía es la nota predominante en la mayoría de los casos y de las sociedades, esta frase refleja la desigualdad en el acuerdo, mientras que el hombre tiene una condición hacia la mujer, la de traer alimento a la casa, la mujer estaría a la completa disposición del hombre en todos los aspectos de la vida, ya que tiene que “servirle”, sin restricciones y durante todala vida ya que el matrimonio se acuerda para toda la vida, (¿se podría llamar a esto esclavismo?, se podría discutir sobre ello). De aquí se puede deducir también que la exclusividad sexual de una persona sobre la otra no sería tal, sino que más bien sería una exclusividad del hombre con respecto a la sexualidad de su mujer. La subordinación de la mujer en el matrimonio impide que esta relaciónsexual que se establece entre los cónyuges pueda ser igualitaria, “como revela la historia del contrato sexual originario, el derecho no lo es al cuerpo del otro, el derecho lo es sólo del sexo masculino”[6].
En la actualidad parece que sí se puede afirmar que haya algunos matrimonios igualitarios pero siguen siendo una escasísima minoría, aunque para Carole Pateman un matrimonio no...
tracking img