Max weber; ciencia y valores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 14 (3377 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MAX WEBER: CIENCIA Y VALORES
Hace ya algún tiempo se escucha hablar de "crisis de las ciencias sociales", con diversos significados para la expresión. En este trabajo queremos referirnos a la crisis por la que pasan ideas, valores e imágenes que fundamentan lo que llamaré "modo dominante de concebir y practicar sociología". Básicamente, aplico la expresión a los conceptos de realidad, hombre yconocimiento, que se encuentran en el interior de la práctica y del discurso de los sociólogos.
No podemos aceptar que, bajo el manto del "cientificismo", se contrabandeen escalas valorativas y prácticas de concesión y resignación, que nada tienen de universal y necesario, como si "la ciencia", "la sociología", pudiesen generar -más allá de las representaciones del mundo y de la sociedad- ideales,normas o valores que serían buenos para todo hombre, para toda sociedad en cualquier tiempo.
La sociología ya pasó por esa tentación normativista. Llegó al punto de enunciar un código de valores universales bajo la forma de catecismo. Pero la antítesis de una sociología normativa no es, como vamos a mostrar, una "sociología para cualquier fin", neutra, domesticada por los poderes (político,económico, corporativo), éticamente indiferente. Es una sociología valorativa, como no podría dejar de serlo cualquier intento de interpretación científico de la realidad social, como bien nos enseñó Weber.
Obviamente, no pretendo abarcar en las referencias a lo que aquí denomino "sociología oficial", "ciudadela sociológica", etc. a todos los sociólogos. Tal generalización sería no solamente absurdaen términos de la lógica más elemental del conocimiento científico, sino también -lo que es más importante enfatizar aquí- profundamente injusta. Tales expresiones deben ser entendidas como "tipos ideales", en el sentido más originalmente weberiano. Es decir, construcciones conceptuales útiles para conocer la realidad empírica, siempre otra que nuestros intentos de aprehenderla significativamente.Tales caricaturas, como los lectores tendrán oportunidad de descubrir en la lectura de nuestro libro Max Weber: Ciencia e Valores (São Paulo: Cortez Editora e Libraría, 2001, 2ª. ed.), no pretenden contener ni copiar, y mucho menos agotar la realidad a la que se refieren.
Las concepciones y valores que fundamentan nuestra práctica profesional pocas veces son cuestionadas. Los practicantes de ladisciplina normalmente utilizan el aparato conceptual, adquirido en la socialización académica, con escasa o nula conciencia de los presupuestos valorativos que lo sostienen. Adoptamos intencionalmente un estilo bastante alejado de lo que habitualmente se espera de un texto académico, si por tal se espera un discurso estandarizado, intencionadamente oscuro para aparentar profundidad, expurgado de"subjetividad"- todo esto asociado, por muchos, al discurso científico.
Pero es precisamente de esto de lo que tratamos: del retorno del sujeto. Gran parte de los textos de los científicos contemporáneos esconde de tal forma la persona, el hombre vivo y real, que hacen pensar en la sociedad como una entidad no humana y la sociología una instancia del saber por encima y fuera del condicionamientosocial, del conocimiento y de los valores que fundamentan nuestra disciplina. Debemos caminar en dirección de un aparato conceptual que permita encontrar al sujeto entero - el hombre en sus múltiples dimensiones - en la trama de las relaciones sociales, tanto cuanto en la práctica científica orientada hacia la comprensión de esas mismas relaciones. Debemos caminar también hacia un aparatoconceptual que posibilite captar las partes más sutiles de la existencia social (los símbolos, las representaciones, los motivos de la acción), y al mismo tiempo comprender el lado más objetivo de tal existencia (la fuerza de la rutina, la determinación de lo económico, la coerción de lo político, la constricción de lo colectivo).
No debemos esconder el sujeto de la acción social ni el sujeto de aquel...
tracking img