Maximilien robespierre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4163 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Maximilien Robespierre
“El Incorruptible”

Índice

1- Introducción
2- Niñez y juventud
3- Vida política
4- La huella de Robespierre
5- Bibliografía

1- Introducción

En el año de nacimiento de Robespierre, 1758 (el 6 de mayo), el reinado de Luis XV aún tardará dieciséis años en finalizar (1774), María Teresa de Austria reina desde hace dieciocho años (1740), el atentado de Damienstuvo lugar un año antes; ocho años después estallan numerosos levantamientos en provincias, debidos a la miseria y a la carestía. Fontenelles murió al cabo de un año, Montesquieu al cabo de dos (El espíritu de las leyes había sido publicado diez años antes); Voltaire, quien había vivido en Berlín cinco años antes, tiene 64 años, Buffon 51, Mably 49, Rousseau 46 (El discurso sobre la desigualdadtiene 3 años), Diderot 45, Condillac y Helvetius 43, Marat y Concorcet 15, Goethe 9...

2-Niñez y juventud

Desde su nacimiento no había sido deseado: su padre Francisco de Robespierre, abogado del Consejo de Artois, había seducido a la hija de un humilde cervecero del suburbio de Rondeville, en Arras, y hubo de casarse con ella, con el disgusto consiguiente de los padres, para evitar unescándalo. Maximiliano nació cuatro meses después de aquel matrimonio. Este tuvo otros cuatro hijos: el último, que no sobrevivió, costó la vida a su madre.
Un tenebroso drama se injerta en la muerte prematura de la señora Robespierre. Su marido se niega a firmar el acta de defunción en el registro de la parroquia, no asiste a las ceremonias fúnebres ni al entierro en la iglesia parroquial. El abogadoRobespierre dejó de defender causas, vegetó en la inanición durante varios meses, abandonó Arras, dejando a sus cuatro hijos sin recursos. Al cabo de seis meses regresó a Arras, pero no para hacerse cargo de sus hijos o llevar una vida más ordenada, sino para pedir dinero prestado a sus hermanas y vivir una vida de lo más ociosa. Tras esto volverá a desaparecer. Volviendo a los dos años, para pedirayuda a su madre, lo cual llevaría a sus hijos a quedar sin derechos sobre cualquier herencia.

A partir de las primeras escapadas de este padre singular, fue preciso asegurar la suerte de los cuatro hijos abandonados. Las tías, hermanas de su padre, se hicieron cargo de las dos niñas, el abuelo por parte de madre llevó a su casa a los niños. En este momento Maximiliano tenía seis años.

Encuanto supo leer y escribir, siguió como externo las clases del colegio, donde, bajo la dirección del obispo, unos sacerdotes seculares daban instrucción gratuita a los niños de la ciudad. Sus compañeros consideraban detestable su carácter y no soportaban “su desmesurado afán de dominio”. Pero a aquella vanidad precoz debía Maximiliano su gran ardor en el trabajo y una especie de obstinación enconquistar el primer puesto.

Un inventario muy detallado nos permite conocer la decoración del ambiente en que transcurrieron los primeros años de Robespierre. La casa de sus abuelos, en Ronville, distaba mucho de ser una mansión. En la planta baja, por donde se entraba, había una mesa de mármol, un encerado y una cama con cortinas de tela pintada; en la sala vecina dos camas con columnas ycortinas de sarga verde, un sillón y una silla; encima una habitación pequeña con un catre y mucho grano, así como en la antecámara; cerca de la cocina dos guardarropas de madera de encina donde se guardaban los objetos de loza, la ropa blanca y las prendas de toda la familia; por todas partes había hornillos y otros elementos de cervecería. En aquel ambiente, durante cinco años, cada tarde, al regresardel colegio, en medio del ir y venir de los obreros y de los clientes, el huérfano hacía sus deberes y estudiaba. Sus diversiones no eran ruidosas. Le gustaba estar solo para meditar a sus anchas y pasaba horas enteras reflexionando.

A pesar de su buena voluntad, el abuelo Carrault no tenía ni los medios ni la intención de convertir a su nieto en “un señor”. Carrault pensaba emplear a...
tracking img