Mayo 1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1798 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 1 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
2. Desarrollo Histórico del primero de mayo de 1886.
El 1° de Mayo de 1886 más de 200.000 trabajadores se encontraban de huelga, mientras que otra cifra similar amenazaba de paro. Durante dos días más estos sindicatos siguieron movilizándose en la ciudad de Chicago, dado a que esta presentaba las peores condiciones laborales. Durante estos dos días hubo un gran enfrentamiento entre la policía ylos movilizadores, generando una batalla campal entre ambos bandos.
Pero los peores incidentes fueron los ocurridos el 3 de Mayo, día en el cual más de 50.000 manifestantes entraron en una guerra campal con una serie de rompehuelgas y en el ínterin, entró un grupo de policías armados que disparó a quemarropa sobre la gente, produciendo 6 muertos y un gran número de heridos.
Con motivo dereivindicación a los muertos en aquellos terribles días, se conmemora el primero de Mayo como día del Trabajo, representando también los derechos y amparo social de los trabajadores, hecho que fue mejorando a lo largo del siglo XX, hasta la última década, momento en el cual estos progresos comenzaron a retroceder debido a las influencias del neoliberalismo.
Durante los últimos años de la década de1870, una organización denominada Noble Orden de los Caballeros del Trabajo(NOCT) cobró notable influencia en los barrios obreros de la ciudad de Chicago, sobre todo en el extrarradio, donde se habían levantado cientos de casetas, barracas y otras infraviviendas en las que se hacinaban miles de campesinos sin tierra llegados del centro del país, familias enteras empobrecidas y hambientas que en sumayoría hallaban trabajo en la pujante metrópoli de los Grandes Lagos. Los caballeros, entre cuyos dirigentes eran mayoría los militantes de la futura Federación Americana del Trabajo[American Federation of Labor; la AFL fue constituida formalmente én 1886 y sus miembros eran conocidos por el apelativo laboristas], se ganaron el aprecio y el respeto de miles de personas debido a sus comentarios, alos valores que preconizaban en sus charlas y arengas, así como por el apoyo que se prestaban entre ellos y a los asalariados que estaban en apuros o caían enfermos, a los que habían sido despedidos o a los que sufrían algún tipo de sanción o castigo por parte de los empresarios.
En los debates que acostumbraban a suscitarse en los actos y reuniones que convocaba la NOCT, casi siempredestacaba un asunto: las largas jornadas laborales que cubrían los trabajadores en los tajos y en las fábricas: 10, 12, 14 y en numerosas ocasiones hasta ¡más de 24 horas!, con breves descansos de media hora o una hora para echar una cabezada y reponerse.
Así, tras años de penurias y abusos crecientes, en la primavera de 1886 y cumpliendo el mandato aprobado en el cuarto congreso de la Federation ofOrganized Trades and Labor Unions celebrado dos años antes --que precisamente en 1886 se convirtió en la AFL--, los laboristas de Chicago celebraron varias reuniones, establecieron contacto con otros colectivos y convocaron una marcha para cumplir la promesa que se autoimpusieron en 1884 y emplazar a los empresarios y a las autoridades a que a partir del 1 de mayo aceptaran que la jornada laboralordinaria fuera de 8 horas diarias, so pena de ir a la huelga indefinida.
Durante las jornadas previas al día 1, tanto la AFL como los empresarios llevaron a cabo sendas campañas; los primeros intentaban convencer al mayor número posible de asalariados de que se sumaran al llamamiento, en tanto que la mayoría de los segundos amenazaban con despidos masivos e incluso con el cierre de fábricas;es decir, un cierre patronal que, para colmo y de forma premonitoria, en algunos casos era anunciado como paso previo a la deslocalización de la fábrica.
Para sorpresa de todos --también de los convocantes-- a la marcha por las 8 horas acudieron en torno a 75.000 personas, que pasearon por las principales calles de la ciudad anunciando la nueva jornada laboral. Por si fuera poco, en Chicago...
tracking img