Me rehuso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1151 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 19 de marzo de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
En esta temporada me rehúso y me permito...
• Me rehúso a entrar al inconciente colectivo de esta temporada de “compras” navideñas y sentir que “tengo” que quedar bien con alguien dándole un regalito. Me da gusto darme cuenta, de que hoy por primera vez no quiero eso, gracias a Dios.
• Me rehúso a sentir ninguna emoción por descuentos únicos y aparentemente maravillosos y comprarregalos a gente a la que no tengo el menor interés en regalarle nada.
• Me rehúso a salir de mi casa para ir a ver a gente que nunca veo y a la que nunca tengo deseos de ver, pero que por la temporada pareciera que hay que verla.
• Me rehúso a meterme en calles atascadas de automóviles, inamovibles, con un tránsito indescriptible que altera la actitud para intentar llegar a algún lado a dondeel plan era sentirse bien y festejar, qué ironía.
• Me rehúso a festejar aquello a lo que no le encuentro motivo de festejo; en las reuniones nunca se habla del verdadero festejo que es celebrar un año más del nacimiento de Jesucristo. Todo lo que no sea eso, no encuentro por qué tener que festejarlo.
• Me rehúso a ir a esa comida tan especial prenavideña con la gente del consultorio…¿acaso no comemos diario y cualquier comida debería de ser igual si comes con quien quieres comer y ya?
• Me rehúso a darme los bien conocidos atracones de comida que, a fin de cuentas, no me dejan nada bueno; hace apenas unos meses he aprendido el exquisito placer de sentirse bien todo el día, todo el tiempo, comiendo porciones de comida sana. Cuando conoces esto, no lo quieres dejar.
• Merehúso, terminantemente, a ir a cualquier centro comercial en esta época; eso para mí es generador de agorafobia; en estos días, un centro comercial, bajo mi perspectiva, es el último lugar donde se encontraría amor y paz.
• Me rehúso a salir de vacaciones en esta época, creo que es como intentar matar el gozo de una vacación. Siempre he creído que la gente que sale despavorida de vacacionespara aprovechar estos días, es gente que no es feliz con lo que hace y ésta huída es la compensación que necesitan. Pero siendo feliz con lo que eres y haces, no sales corriendo.
• Me rehúso a concretar citas para “darnos el abrazo”…, ¡caray, si nos podemos abrazar cualquier día que esté menos complicado, y no nada más un abrazo si no varios!
• Me rehúso a llamar a personas parafelicitarlas si son personas a las que no les hablé ni una sola vez durante todo el año. Me daría vergüenza. De hecho, no le llamo a nadie.
• Me rehúso a sonreír así no más por la temporada… gracias a Dios después de todo sonrío todos los días y tanto, que me doy el lujo de que en esta temporada me relaje tantito y esté plácidamente seria.
• Me rehúso a creer en tantos y tantos anunciospublicitarios que “venden” imágenes de felicidad, paz y armonía, cuando en verdad no la hay ni en la producción de esos comerciales o programas televisivos
• Me rehúso a recibir regalos de gente que nunca me ve ni me frecuenta ni sabe bien nada de mi vida. Y me rehúso porque no quiero ser pretexto para su calma de conciencia.
• Me rehúso a recibir llamadas telefónicas de gente que nunca mehabla, pero ahora sí y sólo para decirme “…pásala bien, ya sabes lo que se te desea”. Por precaución, termino diciendo: “Igualmente”.
• Me rehúso a responder a una de las preguntas más huecas y absurdas que escucho tanto en estos días: “…¿Y dónde la vas a pasar?”. ¡Cómo si le importara a la gente dónde o con quién voy a estar determinado día! Esta hueca y vana pregunta siempre me ha manifestadola tremenda falta de contenido mental para una sana y sencilla conversación…, pero cuando no hay nada, pero nada valioso que aportar en el arte de la conversación, esa pregunta puede ser una salida.
De mi actitud ante lo que rehúso es que lo hago sin esfuerzo alguno, no sufro por rehuir, sino rehúso como consecuencia de lo que elijo: paz.
• Me permito convivir más de cerca, y más tiempo,...
tracking img