Medellin, cuidad de posibilidades

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1116 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Imposibilidad, la esencia de una cuidad “pujante”

"Todos vivimos bajo un mismo techo, pero no tenemos el mismo horizonte."
Tal vez para algunos nunca ha sido tan ingenioso el mirar mas allá de las expectativas humanas, y por un instante, pensar que todo lo que nos rodea es la viva imagen de nuestra propia imaginación. Nunca sospechamos que las ciudades que habitamos son solo madrigueras desueños desechos que arden con la impotencia de esta sociedad frustrada y destructiva.
El simple hecho de que vivamos en un mundo donde el capitalismo nos acorrala y nos encierra, nos hace un mundo más abierto y globalizado, pero arbitrario y discrepante. A lo mejor siempre pensamos que porque vivimos en un país en vía de desarrollo tenemos la posibilidad de florecer, o más bien oscurecer como lohacen las grandes metrópolis mundiales; a lo mejor porque somos soñadores en busca de un mejor futuro, que ni siquiera tiene interrupciones, un futuro prediseñado para ser así, y nada más que así.
Al escuchar la palabra “Nueva York”, el mundo tiembla ante su implacable furia y su vitalidad arrasadora, con su fina interpretación de Wall Street como el camino de los triunfadores; pero lo quenunca se escucha es la apacible brisa de un Central Park, merodeando por los oídos de todos aquellos poetas que dejaron todo atrás para descubrir la verdadera canción de la naturaleza, ¡una canción! que a duras penas logra entrometerse y atravesar la penumbra de la desolación humana. Al parecer, todo tomaría sentido cuando se habla de que cerca de las 150 lenguas son interpretadas y proferidasalrededor de una metrópolis que derrocha placeres. Es por tal motivo que tal vez escogería a esta ciudad para contagiarme de ella, y ser parte de una nueva revolución citadina que de día adormece, pero en el crepúsculo, se convierte en fuente de creatividad y melodrama romántico. Y a lo mejor lo que los hombres llaman amistad, solo es una sociedad; una mirada recíproca de intereses. Sólo es uncomercio, un sínico mercado de particularidades, en el cual el amor propio siempre propone algo para ganar.
Pero que ganaríamos al contagiarnos de sentimientos ajenos, si la verdadera oportunidad de florecer se nos es dada en nuestro propio hogar, y que lienzo más perfecto para inventar que la cuidad de la eterna primavera. Una capital de fanatismo deportivo y melancolía ferial; donde los sueños de todosaquellos caminantes del campo se hacen realidad a través de vías infestadas y ricas en extraordinarias alegrías y ornamentadas con la fina sinfonía de tonos florales que nos distinguen en este mundo tan monótono y frio.
Que mejor forma de vivir esta fiesta abrumadora que el poder ser parte de la multitud que la acompaña y alaba durante toda su estancia. Y no habría forma de proceder si no fuesepor todo lo que nos es permitido hacer por nuestro hogar, y por ese orgullo que año tras año se potencializa y fluye a través de ríos, mares y fronteras, para contagiar al mundo entero de esta vibra de la que sufrimos todos los colombianos.
Pero no nos remontemos a algo tan extenso como este insuperable país. Y no lo digo porque sea Colombiano; sino porque estoy convencido que el mundo no es elmismo que conocíamos antes de estas guerras. Antes de que la fuerza de los Estados Unidos fuese arrasada por un objeto de su misma creación. Y que aquel 11 de Septiembre, el mundo porfin entendería lo que significo para esta sociedad el capitalismo extremo, y el derroche desmesurado de todo lo que alguna vez llegamos a anhelar. Y es por ese motivo que el mundo cambio. Una nueva búsqueda por unlugar habitable, tan diferente pero a su vez tan cuidad como lo es Medellín.
No por eso vemos a grandes multitudes de extranjeros contagiándose de esta vida, de esta viveza casi desmesurada que nos convierte en una ciudad tan diferente a todas las demás, pero que a fin de cuentas, su historia relata lo que muchas tuvieron que pasar. Era la historia de la patria boba. Una primera republica que ante...
tracking img