Medicina y evangelio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8815 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“EL REINO DE DIOS” Y LA SALUD.

“La primera riqueza es la salud”. EMERSON .

Ciertamente que la salud es una auténtica riqueza, como dijo Emerson, pero sin amor, y sobre todo sin el amor a Dios, o amor divino, que está muy por encima de cualquier otra variante de este extraordinario sentimiento, pasa a ser una riqueza sin sentido. Por otrolado, quien vive y experimenta el amor aDios, ya comparte con Él su “Reino” aquí en la tierra.
El concepto “Reino de Dios” viene a formar parte del enorme y complejo conjunto de lo mistérico de nuestra religión católica, por lo que se necesita una breve explicación del término. En su reciente libro “Jesús de Nazaret”, SS Benedicto XVI – y el suscrito queda plenamente convencido de esto – propone el hecho de que el “Reino deDios” es el propio Jesucristo. Diciendo, textualmente:
“Orígenes ha descrito a Jesús – a partir de la lectura de sus palabras – como autobasileía, es decir, como el reino en persona. Jesús mismo es el ; el reino no es una cosa, no es un espacio de dominio como los reinos terrenales. Es persona, es Él. La expresión , pues, sería en sí misma una cristología encubierta. Con el modo en quehabla del , Él conduce a los hombres al hecho grandioso de que, en Él, Dios mismo está presente en medio de los hombres, que Él es la presencia de Dios (1).

Dada la complejidad y la trascendencia del término, nos presenta Benedicto otra interesante opinión que tampoco puede omitirse en esta breve introducción:
Una segunda línea interpretativa del significado de , que podríamosdefinir como o también mística, considera que el Reino de Dios se encuentra esencialmente en el interior del hombre. Esta corriente fue iniciada también por Orígenes que en su tratado ‘Sobre la Oración’ dice: ” (2).

Por último, en este contexto, es necesario agregar que, como apunta también Benedicto:
La traducción es inadecuada pues sería mejor hablar del “ser soberano deDios” o del reinado de Dios (3).

Pero también se tiene la idea, más tradicional y convencional por cierto, de que se trate de un reino en el sentido humano del término, es decir, una especie de Estado, en este caso divino, no perteneciente a este mundo pero tampoco ajeno a él (recordemos que estamos tratando conceptos mistéricos) y la mayor parte de las ideas que serán desarrolladas acontinuación van más en este sentido que en los presentados con precedencia.
Buena parte de este artículo está basada en un extraordinario escrito de J. M. Castillo, titulado “El Reino y la vida” (4), en el que el autor anota 38 citas bibliográficas, mismas que por encontrarse presentadas casi en su totalidad a lo largo de este escrito, me he permitido omitir, no sin remitir al lectorinteresado a la fuente original para consultar todas y cada una de ellas. Agrego pequeños comentarios de mi cosecha personal, y además de esta “cita maestra” básica, agrego algunas otras producto de mi investigación personal, que como es costumbre se señalarán en el texto en la forma convencional. Es necesario, además, agregar la recomendación de leer la primera carta Encíclica de SS Benedicto XVI,titulada “Dios es amor” (“Deus caritas est”).
Cuando los Evangelios Sinópticos (San Mateo, San Marcos y San Lucas) hablan de la vida, bien sea utilizando el verbo vivir o el sustantivo vida, algunas veces se refieren, sin lugar a dudas, a nuestra vida biológica en este planeta que llamamos tierra. Veamos algunos ejemplos:
Mt 9, 18: Así les estaba hablando, cuando se acercó unmagistrado y se postraba ante él diciendo: “Mi hija acaba de morir, pero ven, impón tu mano sobre ella y vivirá”.
Mt 27, 63: …y le dijeron: Señor recordamos que ese impostor dijo cuando aún vivía: ‘A los tres días resucitaré’.
Mc 5, 23: …y le suplica con insistencia diciendo: “Mi hija está a punto de morir; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y viva”.
Lc 2, 36: Había también...
tracking img