Medidas de seguridad e higiene

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (651 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre que calculaba
Capitulo III
Hacía pocas horas que viajábamos sin detenemos cuando nos ocurrió una aventura digna de ser relatada, en la que mi compañero Beremiz, con gran talento, puso enpráctica sus habilidades de eximio cultivador del Álgebra.
Cerca de un viejo albergue de caravanas medio abandonado, vimos tres que discutían acaloradamente junto aun hato de camellos.
Entregritos e improperios, en plena discusión, braceando como posesos, se oían exclamaciones:
—¡Que no puede ser!
— ¡Es un robo!
— iPues yo no estoy de acuerdo!
El inteligente Beremiz procuró informarsede lo que discutían:
Somos hermanos, explicó el más viejo, y recibimos como herencia esos 35 camellos. Según la voluntad expresa de mi padre, me corresponde la mitad; a mi hermano Hamed Namir unatercera parte; y a Harim, el más joven, sólo la novena parte. No sabemos, sin embargo, cómo efectuar la partición y a cada reparto propuesto por uno de nosotros sigue la negativa de los otros dos.Ninguna de las particiones ensayadas hasta el momento nos ha ofrecido un resultado aceptable. Si la mitad de 35 es 17 y medio, si la tercera parte y también la novena de dicha cantidad tampoco son exactas¿cómo proceder a tal partición?
— Muy sencillo, dijo el Hombre que Calculaba. Yo me comprometo a hacer con justicia ese reparto, mas antes permítanme que una a esos 35 camellos de la herencia esteespléndido animal que nos trajo aquí en buena hora.
En este, punto intervine en la cuestión.
— ¿Cómo voy a permitir semejante locura?
¿Cómo vamos a seguir el viaje si nos quedamos sin elcamello?
— No te preocupes. bagdalí, me dijo en voz baja Beremiz. Sé muy bien lo que estoy haciendo. Cédeme tu camello y verás a que conclusión llegamos. Y tal fue el tono de seguridad con que lo dijo quele entregué sin el menor titubeo mi bello jamal, que inmediatamente, pasó a incrementar la cáfila que debía ser repartida entre los tres herederos.
— Amigos míos, dijo, voy a hacer la división...
tracking img