Mejor persona del año

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2788 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La guerra destruye, la guerra construye. Ensayo sobre el desarrollo del nacionalismo en Sudamérica
While Brazil and Argentina forged artificial nationalisms that reflected nineteenth-century ideologies of European origin, the Republic of Paraguay developed a conservative nationalism based on narrow traditions of patrimonialism, community solidarity, and a unique linguistic environment defined bythe use of the Guaraní language. This form of nationalism, which the Paraguayan state did not initially seek to promote, eventually provided the backdrop for the country’s stubborn resistance to the Allied armies during the course of the Triple Alliance War of 1864-1870.
En los últimos años del siglo veinte hemos visto en los países del Plata el deseo generalizado de buscar soluciones a losproblemas regionales por vía de cooperación interamericana. Tal deseo, basado en la afirmación del liberalismo económico y la democrácia, se concretó con el establecimiento del MERCOSUR, con todas sus ventajas y contradicciones. Ese espíritu de cooperación contrasta bastante con la etapa de la Triple Alianza. Cada uno de los países que hoy en día son miembros del MERCOSUR sufrió durante la Guerra de1864 a 70—por supuesto, unos más que otros. La guerra fue clave, creo, en fomentar un nacionalismo que nunca existió anteriormente en la región, un nacionalismo que engendró el germen de estados nacionales modernos en la cual la idea de cooperación multilateral tiene sus orígenes. La guerra de la Triple Alianza sirvió como factor catalítico al empujar a la Argentina, Brasil, Uruguay, y Paraguayhacía la edad moderna.
La guerra tuvó efectos importantes más alla de palabras e ideologías. Gracias a ella, la Argentina se volvió estado-nación sobre la base de la política porteña. La guerra también dió vida política al ejército en el Brasil, una sitación que veinte años más tarde llevaría a la caída del imperio. En Uruguay, la guerra abrió un nuevo capítulo en el faccionalismo partidario entreBlancos y Colorados. Y en Paraguay, como sabemos, la guerra destruyó al país, hiriendo radicalmente a su economía, y causando la pérdida de más de 60 porciento de su población de 450.000 habitantes.
Los resultados de la guerra del 70 reflejan las muchas contradicciones políticas del siglo diecinueve. Que hubiese diferentes formas de construir naciones en Sudamérica en aquel tiempo fue unaconsecuencia natural de la independencia. La élite, que creció con el discurso politico europeo, quizo establecer los estados modernos de sus sueños. Pero le esperaban muchos desafíos. Debía contar con la apatía de parte de las masas y con las ambiciones de caudillos egocéntricos y violentos. Tal y como los nacionalistas europeos de la misma generación, no pudieron ponerse de acuerdo entre ellos mismossobre la forma de contruir las nuevas naciones.
Estas élites encontraron raras veces con simpatía o comprehensión por sus ideas de parte de sus respectivos conciudadanos. En términos actuales, una nación es una comunidad de gente compuesta de una o más etnias e idiomas con su propio territorio y gobierno. Sudamérica durante el siglo diecinueve podía contar con pocas entidades así compuestas. Laconfusión de las guerras de independencia y la consiguiente fuga de los
pocos hombres talentosos o habiles hizo difícil la transición a un nuevo orden político. Al mismo tiempo, el habitante común del continente sureño debía enfrentarse con desafíos cotidianos, solamente para sobrevivir, y por eso mismo, mostraba poco interés en una nación abstracta y lejana. Tampoco tenía fe en el concepto deciudadanía : ¿Cómo el proyecto nacional ayudaría a sembrar su maís, su algodón, o su mandioca? Si hubieran otros ciudadanos con diferentes costumbres, diferentes idiomas, o hasta un diferente weltanschauung, ¿Cómo podrían formar parte de la misma nación?
Convencer al sudamericano común que debía juntarse con una comunidad política más grande que su pequeña republiqueta no era un proceso fácil. Sin...
tracking img