Memoria de vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 53 (13034 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CENTRO DE ENSEÑANZA TECNICA Y SUPERIOR
CAMPUS TIJUANA.

“La profesión docente, una preparación que nunca acaba”

TESIS
(Ensayo memoria de vida)

Que presenta
Alma Garcia Esparza

Para Obtener el grado de
Maestría en Educación

Tijuana Baja California Octubre 2010.

Dedicatorias y Agradecimientos.

"A mis padres Elena y Daniel, a mis hermanos Maury, Paty, Rica, Dani, PabloCipri y Nena”... por su cariño, su comprensión, por su apoyo sin condiciones ni medida y por enseñarme el amor al estudio.

“A mis hijo Vivi, Viki y Jeri”… por su amor, por el tiempo y paciencia sacrificados para que yo continúe con mis metas.

“A mi esposo Ignacio”… por tu amor y respeto en la aventura de coexistir. Gracias por ser parte de mi vida.
"A mis Maestros de la Maestríade Cetys”
• Armando Estrada Lázaro
• Cesar Cortez
• Miguel Guzmán
...por su ejemplo de profesionalidad y empatía que nunca olvidaré.
“A Cetys”…. Por enseñarme que el único límite de superación esta en mi mente.

“A mi gran amiga Nayme Gaspar Rojas”…. Por ser un excelente ser humano, quien me impulsara en la toma de decisiones hacia el logro de mis metas. Gracias portraerme a Cetys.

“A Dios”… por dejarme ver un solo par de huellas por el camino.

Experiencia personal de vida y pedagógica.

En el año de 1993 a la edad de 17 anos, comencé la aventura de independizarme económicamente de mis padres con quienes había vivido mi niñez y adolescencia, en un poblado del valle de Mexicali. En ese momento de juventud, sin tener sentido de la realidad y de laenorme responsabilidad que esto traería a mi vida, me mudé a la ciudad de Tijuana en busca de nuevos y mejores horizontes, con una sola maleta, llena de sueños y ganas de hacerme y formarme por mi propio esfuerzo. En estos momentos recuerdo esta etapa de mi vida como la meta efímera y fugaz, ya que en el mismo año que llegué a esta ciudad, comprendí que las cosas no serian tan fáciles, o almenos no como las imaginaba. Hoy al escribir estas memorias entiendo que las metas son establecidas cuando existe una visión en la vida, pero en mi juventud no existía visión alguna mucho menos metas por establecer, llegue a Tijuana con ilusiones no claras, con energía sin saber hacia dónde canalizarla, con la formación hasta el nivel medio superior, ésta se dio en función de las condiciones devida rurales, es decir, lo que se tenía al alcance; cuando concluí mi preparatoria la decisión estaba cerca, debía elegir la profesión que regiría un estilo de vida; aun cuando intenté el ingreso a otras carreras, el tiempo y plazo se cumplieron y la decisión de encausar mi profesión aun no llegaba.

Es grato recordar esta etapa en mi vida porque al hacerlo me ensena la fortaleza queestá en mi ser, en mi corazón y en cada una de las decisiones tomadas, el sentirme en ese preciso momento sin saber el rumbo a seguir es algo difícil de explicar. De nueva cuenta había que retomar lo que estaba al alcance, en este nuevo contexto de urbanización y empleo diverso que se oferta en una ciudad como ésta, resultó necesario tomar una determinación. Experimentar en el trabajomaquilador fue la única opción recurrente entre los jóvenes en similar situación. Una vez que asumí el cargo de asistente de producción, mis superiores observaron en mi persona ciertas cualidades que impulsaban el desarrollo armonioso entre los grupos, se me facilitaba el trato y resolución de conflictos con las personas con quienes laboraba, por esta razón me hicieron el ofrecimiento de una nuevafuncion en la empresa que consistía en la asistencia tutorial de alguno empleados con menos potencial; sin darme cuenta estaba ya inmersa en el camino que marcaría el rumbo de mi vida laboral. El tiempo seguía su curso y pareciera como si la vida misma insistiera en que debía tomar una decisión, la pregunta resonaba en mi mente, ¿me quedaría ya establecida en un trabajo de fábrica o maquilador...
tracking img