Mente de campeon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 1372 (343000 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PREFACIO
1.    Contienen estos sermones la sustancia de lo que he predicado durante los últimos ocho o nueve años. Habiendo con frecuencia hablado en público sobre todos y cada uno de los asuntos en esta colección contenidos, estoy seguro de no haber omitido ningún punto de doctrina, y de que todos están inclusos, incidentalmente si no a propósito, y a la disposición de todo lector cristiano.Las personas que seriamente los escudriñen, verán, por lo tanto, de la manera más clara, lo que significan estas doctrinas que como esenciales a la verdadera religión, profeso y enseño.
2.    Perfectamente sé que no presento el asunto como algunos lo esperan, pues nada hay aquí con vestido esmerado, elegante o retórico. Si hubiese deseado o intentado escribir de tal manera, mi tiempo no me lohabría permitido. Mas a la verdad, he escrito como deseaba, de la misma manera en que generalmente hablo: ad populum: a la gran mayoría de la familia humana, a aquellos que ni gustan ni entienden del arte de hablar, pero que, a pesar de esto, son jueces competentes de las verdades necesarias para la presente y futura felicidad. Menciono esto, a fin de ahorrar al lector curioso el trabajo de buscar aquílo que ciertamente no encontrará...
3.    Habiéndome propuesto enseñar verdades claras a gente sencilla, me he abstenido intencionalmente de entrar en especulaciones elevadas y filosóficas; de todo raciocinio intrincado y confuso; y hasta donde ha sido posible, de toda ostentación de sabiduría, a no ser cuando he tenido que citar las Sagradas Escrituras en las lenguas originales. He procuradoevitar el uso de palabras de difícil inteligencia, las que no se usan en la conversación diaria; y especialmente en los términos técnicos tan frecuentes en las obras de teología; esos modos de hablar tan fáciles y conocidos para los hombres instruidos, pero que en oídos de otras personas se convierten en una lengua extraña. Y sin embargo, no estoy muy seguro de no usarlos algunas veces, sin saberlo;pues es tan natural cuando uno comprende el sentido de una palabra, figurarse que a todo el mundo le pasa lo mismo.
4.    Más aún; mi propósito es olvidar, hasta cierto punto, cuanto en mi vida he leído, es decir en general; como si no hubiese estudiado ningún autor antiguo ni moderno (con excepción del Libro inspirado); pues estoy persuadido de que esto me ayudaría por una parte a expresar conmayor claridad los sentimientos de mi corazón, al seguir simplemente el hilo de mis propios pensamientos, sin enredarme con los de otros hombres; y por otra, a tener menos prevenciones ya sea en busca de la verdad para mí mismo, o para explicarla a otros con toda la pureza del Evangelio.
5.  Ningún temor abrigo al presentar ante hombres justos y racionales, los pensamientos más profundos de micorazón, pues me considero como una criatura de un día que pasa por la vida, semejante a una flecha que rasga el aire. Soy un espíritu enviado de Dios, suspenso por un momento sobre el gran golfo, hasta que dentro de algunos momentos, ya no se me verá más. ¡Pasaré a la eternidad inmutable! Una cosa anhelo saber: el camino del cielo; llegar salvo al puerto de salvación. Dios mismo se ha dignadoenseñarnos el camino, puesto que a eso bajó del cielo. Lo ha escrito en un libro. ¡Oh, dadme ese libro! A cualquier precio, dadme el Libro de Dios. Ya lo tengo, y en él está atesorada toda la ciencia que necesito. Voy a ser homo unius libri. Heme aquí, pues, lejos de la bulla del mundo; solo, solo con Dios, en cuya presencia abro y leo este Libro, con un fin: el de hallar el camino del cielo.
¿Hay acasoduda alguna respecto al sentido de lo que leo? ¿Existe algo que aparezca oscuro o intrincado? Al Padre de la luz elevo mi corazón. Señor, ¿no dices en tu Palabra: “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, demándela a Dios”? Tú das abundantemente y no zahieres. Tú has dicho: “El que quisiere hacer su voluntad, conocerá de la doctrina.” Estoy listo a obedecer, enséñame tu voluntad. Busco...
tracking img