Messiaen (vii movimiento)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1522 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
• VII. El d'arcs-en-ciel de Fouillis, vierte la aleta du Temps del la del annonce del qui del l'Ange (“Mezcla de arco iris, para el ángel que anuncia finales del tiempo”) - para el cuarteto completo.
Ciertos pasos del segundo movimiento se repiten aquí. El ángel de gran alcance aparece, sobretodo el arco iris que lo cubre… En mis sueños oigo y veo un catálogo de acordes y las melodías, loscolores familiares y las formas… Las espadas del fuego, estos flujos de lava azul-anaranjada, estas estrellas turbulentas…

VII. "Fouillis d'arcs-en-ciel, pour l'Ange qui annonce la fin du Temps" – para el cuarteto completo
Vuelve el ángel con todo su poderío, pero esta vez está acompañado del sonido de varios arco iris bailando y enroscándose. Este movimiento posee algunos pasajes muy parecidosal segundo. Messiaen se imagina la espada de fuego del gigante, la destrucción en la que todo está sumido, y lava de colores azul y naranja brotando de todos los rincones del planeta. El mundo se encuentra sumido en caos y destrucción.

Cuarteto para el Fin de los Tiempos
La composición y la plantilla de la principal obra camerística de Messiaen son totalmente fortuitos: prisionero en Alemaniaen 1940-1941, Messiaen aprovechó la presencia de tres músicos —Jean le Boulaire (violín), Henri Akoka (clarinete) y Étienne Pasquier (violonchelo)—, para escribir primeramente un trío destinado a ellos (el nº 4, Intermedio), pronto completado con los otros movimientos que incluían el piano. La primera audición sería dada por estos intérpretes en el Stalag VIII A, el 15 de enero de 1941, a la quesiguió una segunda, al año siguiente, en París.

En el prefacio de la partitura, Messiaen insiste en el hecho de que la composición fue inspirada directamente por esta cita extraída del Apocalipsis de San Juan: «Vi un ángel lleno de fuerza descendiendo del cielo revestido de una nube y con un arco iris sobre la cabeza. Su rostro era como el sol, sus piernas como columnas de fuego. Posó su piederecho sobre el mar, su pie izquierdo sobre la tierra y, de pie sobre el mar y la tierra, elevó la mano hacia el Cielo y juró por quien vive por los siglos de los siglos, diciendo: ya no habrá tiempo-, pero el día de la trompeta del séptimo ángel, el misterio de Dios se consumará.» Y Messiaen prosigue con un comentario sobre el lenguaje musical de la partitura que es «esencialmente inmaterial,espiritual, católico. Los modos, llevando a cabo melódica y armónicamente una especie de ubicuidad tonal, aproximan al oyente a la eternidad en el espacio o infinito. Los ritmos especiales, fuera de cualquier compás, contribuyen poderosamente a alejar lo temporal." Así pues, se trata de la primera manifestación importante de la fe del autor proclamada en una obra destinada al concierto —es decir, almargen de su producción organística—, una opción estética propia de Messiaen, y que sería confirmada a gran escala en las Tres pequeñas Liturgias de la Presencia divina. Por lo demás, el autor hace claramente explícitas las relaciones entre su compromiso espiritual y los procedimientos puramente compositivos que poco después expondría en su tratado Técnica de mi lenguaje musical (1944). En efecto,el Cuarteto constituye probablemente la partitura más abordable para iniciarse en algunas de las características del lenguaje de Messiaen. Entre las que se ponen en juego en esta partitura, citemos los procedimientos rítmicos de valor añadido, de aumentación y disminución, de pedales rítmicos y de ritmos «no retrogradables», junto a la utilización de los «modos de transposición limitada». ¿Seránecesario, en fin, recordar en qué medida Messiaen es sensible al «color», en sentido literal y figurado, de las armonías, y que esta forma particular de percepción no debe ser disociada de los elementos de su lenguaje?

Los ocho movimientos no utilizan el cuarteto completo (clarinete, violín, violonchelo y piano); el tercero (Abismo de los pájaros) es para clarinete solo, el cuarto es el...
tracking img