Mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 180 (44802 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIÁLOGOS POR MÉXICO

TRES PREGUNTAS GENERALES 1.- ¿En qué sería distinto su gobierno? Mi gobierno será distinto porque combatirá a fondo los dos principales problemas nacionales: la pobreza y la corrupción. En primer término, sostengo que la regeneración de la vida pública de México no puede hacerse efectiva mientras no se detenga el empobrecimiento de la gente y se inicie un proceso profundopara el mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes del campo y de la ciudad. Nada se logra sin justicia social. Sin justicia no hay tranquilidad, seguridad ni paz social. Además, progreso sin justicia es retroceso. En consecuencia, el combate a la pobreza debe ser la principal preocupación y la tarea más apremiante de un gobierno democrático de izquierda y verdaderamente responsable.La actual situación de pobreza de millones de mexicanos es injusta y vergonzosa. Nadie, ni siquiera los más prósperos, por la lógica más elemental, podrían dejar de considerar que la superación de la pobreza es la principal garantía para vivir en una sociedad mejor. Hoy en día son más profundas las diferencias económicas y sociales entre los mexicanos que cuando Morelos pidió que se moderara laindigencia y la opulencia. Según cifras del INEGI, el ingreso de las 25 familias más acaudaladas del país es equivalente a lo que perciben 25 millones de mexicanos. También la información oficial revela que, el ingreso de las personas más ricas, llega a ser hasta 7 mil veces superior al de los más pobres. Es decir, lo que junta un mexicano en un día a otro le llevaría hasta 20 años.

1

Abroun paréntesis para reiterar que no tengo nada en contra de quienes, con esfuerzo y trabajo, y de conformidad con la ley, crean riqueza y generan empleos. Estamos en contra de la riqueza mal habida, de aquellos que amasan grandes fortunas en la ilegalidad y a la sombra del presupuesto y del poder público. Al mismo tiempo, sostenemos que nada aqueja y atormenta tanto a la Nación como la deshonestidadde sus gobernantes. Ningún otro mal ha dañado más a nuestro país que la corrupción política. Ello ha dado al traste con todo y ha sido la causa principal de la desigualdad social y económica. Ya desde la Colonia los puestos públicos deparaban jugosas ganancias ilícitas. En el siglo XIX, con las excepciones respetables de algunos liberales, la política era el sendero más corto hacia la riqueza.Porfirio Díaz basó gran parte de su política en la eliminación o compra de sus potenciales adversarios. No en vano solía decir: “Si aceptan cooperar, hay que aprovisionarlos del tesoro público; si no, hay que exterminarlos”. Durante la Revolución prevalecieron las mismas conductas. En 1916, el general Francisco J. Múgica, desde Tabasco, se quejaba de las “funestas camarillas” que obtenían contratoscultivando la amistad de los hombres del jefe Carranza. En 1923, en los tiempos de los “cañonazos de 50 mil pesos”, un revolucionario llegó a decir que de los 28 gobernadores que tenía México, sólo dos eran honrados y razonaba de la siguiente manera: “lo mejor que puede esperarse, en general, no es un gobernador que no se enriquezca con el puesto, pues casi todos lo hacen, sino uno que mientrasroba haga algo por su estado. La mayoría toma todo lo que puede y no deja nada” (citado por Roger D. Hansen). En 1943, don Jesús Silva Herzog, el grande, sostuvo que la política es la profesión más sencilla y más lucrativa de México. La inmoralidad, decía, “es de lo más alarmante en la administración pública federal. En los estados y los municipios, la gangrena se ha extendido, no sabemos si dearriba hacia abajo o de abajo hacia arriba. Son muchos los funcionarios gubernamentales que han hecho su fortuna en unos cuantos meses sin perder públicamente su respetabilidad y este es el mayor de los males.”
2

Sobre el mismo tema, tres años después don Daniel Cosío Villegas, en un extraordinario ensayo titulado La crisis de México, sostenía: “ha sido la deshonestidad de los gobernantes...
tracking img