Mg. giovani

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 240 (59943 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAP. I
PRESENTACIÓN DE LA PACIENTE
Primer contacto
Yo tenía tres años Dr. ...no lloré, no hice ninguna cosa de tragedia.
Mamá contaba que ella había dicho que volvería a buscarme.
Tal fue el disparate que mi ropa quedó en el baúl que se llevaron.
Tía lloraba con desesperación; fue tía la que dijo, eso le escuché a mamá contar, que fue tía la que dijo: por quéno me dejás aunque sea a la pequeña, que yo voy dentro de un año y te la llevo.
En el momento en que se despedían y tía me tenía en brazos, le dijo: tú tienes cuatro y yo me quedo sola.
Tía dijo: te juro que te la llevo.
Dos hermanas que se habían criado juntas. ¡Era su hermana!
Esto ocurrió en una pequeña aldea de Sicilia hace cuarenta y seis años.
Casi cuarentay seis años después (en junio de 1963), hace seis meses, mi paciente pudo comenzar a ponerlo en palabras llorándolo quizás por primera vez.
En octubre de 1960 una mujer de cuarenta y seis años, seca, agria y momificada, con una colitis diagnosticada como amebeásica y con doce deposiciones diarias, comenzó su tratamiento psicoanalítico.
Recuerdo el primer contacto con ella, que fuetelefónico, como algo que me despertó la idea de una persona muy atemorizada pero sin embargo sensata. Se presentó como la señora Mary y en parte, hablaba como si yo la conociera ya.
Pocos días después y antes de la primera entrevista, el colega que me la envió me dijo: "Es un caso de incesto consumado entre hermanos". Me explicó que el incesto se había realizado hasta hacía muy poco tiempo yagregó: "Al hermano me lo trajeron hace tres años al borde del suicidio, con la fantasía de estar enfermo de cáncer".
Se trataba de aquella nena de tres años... cuarenta y tres años después.
Dar vida a la señora Mary fue y sigue siendo como humedecer en un clima siniestro y peligroso a esa momia seca, dentro de la cual no sólo estaba sepultada la nena como la vida aletargada, sinotambién se había iniciado la putrefacción, una fantasía inconciente contenida en su diarrea.
 
Según lo afirmado por Cesio (1960), los objetos y partes del yo aletargados adquieren representación psicológica como cadáveres. El 7 de septiembre de 1963, promediando una sesión en la que comenzó diciendo que tenía frío y "humedad en los huesos", cuando le señalaba en relación con otroscontenidos su enorme dificultad para hablarme de sus relaciones sexuales con el hermano, Luego de un silencio "sepulcral" me dijo: "¿Sabe la imagen que se me presentó, Dr.?, cuando uno tiene que cambiar a un muerto de nicho y tiene miedo, y piensa cómo estará, y se deja estar, y prefiere pagar la multa, y siempre lo posterga y no quiere pensar".
Antecedentes
De todo aquel pasado que seha hecho "carne" en ella formándola como persona, parte ha resultado en enfermedad, sea corporal o psíquica; otra parte a lo largo de tres años de tratamiento psicoanalítico se ha transformado de repetición en recuerdo, en historia personal o familiar.
Hay pues un estado actual, en mi mente y en la de ella, de sus imagos yoicas objetales, o sea de sus antecedentes personales y familiares.Un estado actual distinto del que tuvimos de ella y su familia "allí y entonces", cuando comenzó el tratamiento, y seguramente muy distinto del que tendremos cuando saquemos del nicho sus "muertos".
Las páginas que siguen son el relato de una relación transferencial que ha ido evolucionando con el análisis a lo largo de tres años. Los antecedentes, teniendo en cuenta la evolución de susimagos, aparecen diseminados en ese transcurso. Porque consideramos que el hecho histórico-genético (sea como "dato" extratransferencial que permite inferencias y construcciones a partir de la transferencia, sea como material analizable transferencialmente), en un campo de trabajo terapéutico ortodoxo, importa ante todo como una realidad psicológica, en constante evolución, del paciente, y luego...
tracking img