Mi cuento... (no terminado)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1442 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
5-ene-10
Capítulo I
Era la tercera vez que Alonso sentía un dolor tan intenso como el de aquella noche. La primera había sido en un partido de basketball local en el que su vecino gordo Moisés le dio un codazo en la sien que casi lo hizo llorar. La segunda, cuando su hermana menor Mariana le aventó un soldado de madera que Raúl, su padre, había inventado para él. –Ese si me dolió mucho- Pensabamientras otra vez giraba en su cama.
Sus padres Raúl y María dormían tranquilamente como ya pocas veces en el cuarto de enfrente solo cruzando el pasillo. Y la pequeña Mariana dormía con ellos todavía en cuna.
Su casa era un poco peculiar, el arte de su madre combinado con los inventos de su padre no habían hecho de su casa un lugar muy acogedor. Tenían pinturas, herramientas, instrumentos yhasta juguetes tirados por todos lados. Era raro que María siendo tan perfeccionista tuviera una casa tan desordenada.
El dolor de Alonso iba bajando de intensidad y mientras esto ocurría volvían a su mente aquellos ojos color aceituna de Abril. Suspiraba cada que pensaba en ella, su compañera de clase. Abril, una jovencita que para él, era perfecta. Seguía pensando en ella cuando cayó dormido.-Era lo mejor que me podía haber pasado- Se decía- ¿Despierto y girando sobre tu cama otra vez?-Le dijo su reflejo en un espejo gigante que apareció de pronto y que no había visto jamás. –Si, no sé ni porque me dio ese dolor tan extraño, tan intenso- Pues piénsalo, anda- En lugar de eso pensó que el Alonso del reflejo era como su conciencia, alguien le mandaba señales del futuro o simplementeestaba atorado en varios sueños con aquel Alonso. – Aún siendo mi reflejo, yo soy más guapo-Pensaba hasta que recordó que el otro Alonso le había encomendado la misión de recapitular los días anteriores para saber si algo había hecho mal. –Pues me vio feo un perro callejero, fui por un helado con Mariana, la escuela, Abril, Esteban, Abri… No, no hice nada malo- Movió su dedo índice de un lado paraotro en señal de negación, mientras su reflejo le hacía una mueca misteriosa. –¡En serio! O no con esa intención, lo recordaría, así como recuerdo la vez que le aventé un globo lleno de agua al gordo Moisés- Recordaba mientras reía un poco.
-Bueno si tu lo dices- ¡Oye!- Lo interrumpió el Alonso verdadero-¿Por qué tú siempre apareces reflejado en algún objeto que no he visto nunca?
6-ene-10Desde hace varios sueños lo había visto en un candelabro, en el monitor de una computadora, en una pala y en un extraño paquete que no había podido abrir. Era razonable el monitor, generalmente pasaba muchas horas buscando en Internet el significado de sus sueños, o a veces temas más controversiales como los mutantes, los vampiros o los hombres-lobo.
El candelabro parecía el de bronce que tenía suabuela en un aparador donde le entraba poca luz. Rara vez lo usaban como es debido, según la abuela Cristi era una antigüedad, pero Alonso y Esteban lo usaban de escudo en sus peleas en las que generalmente ganaba Esteban. La pala era de esas típicas de mango gordo como las que usan los mineros para excavar, de un color plata brillante aunque se veía un poco usada. Y el paquete era de lo más raro,no recordaba haber visto una figura geométrica tan complicada como esa pues era una esfera con picos y de un color verde brillante, de ella salían rayos de luz donde se mostraba la figura de Alonso.
Capítulo II
El Alonso del reflejo caminó un poco dentro del espejo y desapareció por un momento- Oye tú… ¡Alonso!- Se vio su figura de pronto con una espesa nube o al menos eso parecía, ya que contan poca luz y un espejo enorme enfrente, es difícil distinguir. -¡Alonso! Porque… ¿te llamas así no?- Con un tono un poco sarcástico-¿Pues que no me ves? ¡Soy tú! Le dijo a Alonso levantando una ceja. Se sacudió la nube y tosió un poco. Alonso lo veía con un poco de asombro. –En serio que es raro que esté hablando conmigo mismo- No por mucho Al, en serio- lo interrumpió su reflejo.
Charlaron...
tracking img