Mi lucha

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1338 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN AGUSTÍN

ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

CURSO
Psicología de la Comunicación y Publicitaria

DOCENTE DE CÁTEDRA
Dra. Aymé Barreda

TRABAJO PRESENTADO POR
Lísbet Chusi Casani5º año - Turno “B”

AREQUIPA – PERÚ

2009

Obra: Mi Lucha
Autor: Adolf Hitler
Número de Págs.: 335

INTRODUCCIÓN
(Breve historia del tema, alusión al autor)

El libro del que hablaré no es precisamente una famosa obra literaria, el autor de ésta no ha ganado ningún premio de literatura o algoparecido, , tampoco es considerado tan hábil escritor como orador, es más, es uno de los hombres más odiados , criticados y condenados por el juicio de la historia, a pesar de esto, pocos libros en la historia de la humanidad, han sido responsables de causar apasionamiento tan grande, capaz de arrastrar a millones de seres humanos hacia los campos de batalla, para morir o matar por una causa.
Ellibro al que me refiero es “Mein Kampf”(“Mi lucha”); su autor, Adolf Hitler.

DESARROLLO

En esta obra, Hitler da a conocer los pormenores de la formación de su partido(Nacionalsocialista Alemán de Trabajo), fundamenta razonadamente los motivos de su odio irrefrenable contra los judíos, a quienes considera como los principales causantes de la debacle económica y social de su patria.
En lamisma, propone la formación de un Estado Nacionalista, racista, fuerte y soberano en el que coloca como pilares fundamentales :el bienestar social, la educación y la comunidad de sangre.
Empieza narrando sobre su estadía en Viena, la cual es considerada como un enjambre infrahumano y clave para el estudio de la cuestión social, plantea que este estudio no puede hacerse desde lo alto, es decir;debemos ser atrapados por los anillos de la serpiente para lograr conocer la ponzoña de sus colmillos, quienes no estuvieran bajo esta circunstancia, no exhibirían nada, sino su fútil e insustancial palabrería y su simulado sentimentalismo; estas inteligencias no lograrían comprender que la obra social no debe ir en busca de gratitud, puesto que no se trata de un reparto de favores, sino de unarestauración de derechos. Desde entonces advirtió que el único recurso capaz de mejorar las cosas consistía en el empleo de un doble sistema: por un lado, el profundo sentimiento de responsabilidad social y por el otra, una determinación despiadada que permita destruir todas aquellas excrecencias que no puedan remediarse.
Antes de su estancia en Viena, los judíos no resultaban para el ningún problema opor lo menos no era ningún motivo de reflexión; sin embargo, poco a poco se abrió al mundo, dándose cuenta de una terrible y misteriosa realidad: la prensa, el arte, el teatro, la política, todo estaba en manos de los judíos y se tendía de manera tan clara a despreciar todo cuanto fuese alemán que nadie dudaría que era totalmente intencional. El poder nacional se hallaba en manos extranjeras ysólo desde entonces y de sus arduas lecturas comprendió que el judío no era alemán. Todo ese enjambre infrahumano que lo sorprendió desde su llegada a Viena no era obra de compatriotas, era obra de extranjeros a quienes no les importaba en lo más mínimo resguardar la soberanía de este pedazo de tierra, ya que si no les rendía fruto se retiraban y ya.
Habla sobre el orgullo nacional y la soluciónal problema de nacionalizar un pueblo, en primer lugar consiste en la creación de condiciones sociales saludables y la educación; su principal fundamento es el siguiente:”sólo se puede luchar por lo que se ama, amar lo que se respeta y, respetar lo que se conoce” – irónicamente, este enunciado se ajustaría como anillo al dedo en nuestro contexto. Exigía que al Estado le compete reconocer como...
tracking img