Michel foucault: la inquietud del poder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7799 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Michel Foucault: la inquietud del poder
Por: Hiram Hernández Castro
Comienza a despejarse el cruento debate que en las tres últimas décadas del pasado siglo protagonizaron firmes seguidores y molestos detractores de las irreverentes tesis foucaultianas. Si bien ese debate continúa ahora se hace dominante la idea de auscultar cual ha sido la contribución o impacto de su empresa intelectual enlos distintos campos de las ciencias sociales y humanas. En Cuba aún sentimos la relativa ausencia de su obra, llenando el vacío con críticas y comentarios de terceros; que por supuesto no importa cuan buenos puedan ser no podrán satisfacer del todo nuestras necesidades. No obstante, estos acercamientos pueden ser útiles y nos permitirán identificar a Foucault, aunque sea de forma polémica ydesordenada, quizás como a él mismo no le hubiera molestado.
A) Michel Foucault: ¿Un subversivo?
A Foucault se le presenta ya como historiador o como filósofo del estructuralismo francés, aunque constantemente él reniega de ambos títulos, autodefiniendose sólo como un “genealogista.” En realidad, resulta sintomática las dificultades que ejerce su obra al intentar situarla en una disciplina o paradigmaespecífico.
Original y contradictorio su pensamiento es de ruptura con la tradición filosófica occidental, pero no lo hace de manera compulsiva sino metódica y detectivesca. En sus posturas desafiantes se le conecta directamente con Nietzsche, lo cual ha sido reafirmado por el propio Foucault. De hecho, una lectura de su obra desde la interpretación no obtusa de Nietzsche nos abre un imaginarioantiascético que seduce y revela un pensamiento maldito, fruto de un carácter profundamente revolucionario.
Michel Foucault nace en 1926 en Portiers y estudia Filosofía en La Escuela Normal Superior de París donde fue discípulo de Althusser y se graduó en 1950 presentando una tesis sobre la historia de la locura en la época clásica que fue publicada en 1962. Como profesor del College de Franciasorprendió tanto por su vastísima cultura como por sus incendiarias disertaciones donde mezclaba con genialidad la literatura con el análisis filosófico y político.
Al morir de SIDA en 1984 ya era un polémico símbolo de intelectual y docente. Su quehacer teórico y acción militante contra muchas de las arbitrariedades políticas de su tiempo, en las cuales se manifestó junto al estudiantadofrancés, le concedieron en vida fama singular en medios académicos y públicos. Como parte de una excelente generación de científicos sociales (Pierre Bourdieu, Roland Barthes, Paul Veyne y Guilles Deleuze) supo destacarse y ganar un respeto que ha trascendido fronteras.
Un hecho que sin dudas marcó su evolución teórica y política fue el Mayo Francés, a éste momento se refiere recurrentemente en susdisertaciones. La rebelión del 68, fue el gran ensayo revolucionario que intentó subvertir el sentido burgués, en el caso específico de la academia, representado por una racionalidad ilustrada en el molde de las relaciones de poder. Es decir, el discurso que santifica que los atributos del saber generan una asimetría de las relaciones sociales, donde los “iluminados” tienen el deber de conducir a losotros a una tierra prometida sin que medien resistencias ni actitudes subversivas. Aquel movimiento “juvenil” con epicentro en las universidades hacia blanco de su lucha al conservadurismo autoritario y moralizante de la sociedad contemporánea.
Característica importante de aquella “nueva izquierda”, fue su rechazo por igual al régimen del capital y al modelo de dominación burocrático instaladoen Europa del Este. Así gritaba un grafitis parisino: “La humanidad sólo será feliz el día en que el último burócrata sea colgado con las tripas del último capitalista”. Foucault representativo de aquel ambiente contestatario y anarquizante, constituye el típico ejemplo intelectual de la fuerza y lucidez así como de las contradicciones y limitaciones de aquel temblor revolucionario en demanda...
tracking img